San Fernando

El gran día de las vísperas

  • Los besamanos completan la jornada cofrade isleña

El Cristo de la Salvación, de la hermandad de la Caridad, en San Francisco.

El Cristo de la Salvación, de la hermandad de la Caridad, en San Francisco. / román ríos

Ayer fue más que nunca el gran día de las vísperas. Porque la jornada del Domingo de Pasión no solo se vivió en el interior del Teatro de las Cortes con el Pregón de los pregones sino también en la calle. O mejor dicho, en las parroquias, con las hermandades que dentro de unos pocos días procesionarán por la ciudad, con una quincena de besamanos y besapiés que se repartieron a lo largo y ancho de la ciudad y que llevó a no pocos isleños a recorrer esta singular ruta que marca el camino hacia la gloria del Domingo de Ramos.

Como siempre, estos numeros cultos, el animado ambiente que pudo verse en la calle, el trasiego inusitado pero tan propio de esta jornada que se vivió en los templos, contribuyó a ambientar este Domingo de Pasión y a enfilar la recta final de esa cuenta atrás hacia una nueva Semana Santa que La Isla se dispone a abrazar con entusiasmo.

Afligidos, Vera Cruz, Perdón, Gran Poder, Tres Caídas, Ecce Homo, Prendimiento, Medinaceli, Desamparados, Borriquita, Caridad, Expiración, Santo Entierro y Humildad y Paciencia fueron las hermandades que ayer compartieron el protagonismo de esta jornada. A ellas, por primera vez se sumó la Virgen de la Esperanza de la parroquia de la Oliva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios