San Fernando

La firma para el comedor del colegio Las Cortes es inminente

  • La transferencia económica de Diputación al Consistorio permitirá iniciar los trámites para la licitación de la obra para adecuar la antigua casa del conserje

La alcaldesa y el concejal de Educación, en una visita reciente al colegio Las Cortes, junto a la directora y miembros de la AMPA. La alcaldesa y el concejal de Educación, en una visita reciente al colegio Las Cortes, junto a la directora y miembros de la AMPA.

La alcaldesa y el concejal de Educación, en una visita reciente al colegio Las Cortes, junto a la directora y miembros de la AMPA. / ayuntamiento san fernando

La firma del convenio para financiar las obras para acondicionar un espacio en el colegio Las Cortes que albergue su comedor es inminente. El Ayuntamiento y la Diputación Provincial solo tienen que fijar en agenda un día para rubricar este acuerdo, lo que permitirá a la Administración local iniciar la tramitación correspondiente para adjudicar la actuación. De todo ello acaba de informar el Gobierno municipal a la dirección del centro y la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA).

Actualmente, los alumnos que tienen concedido el servicio de comedor del colegio Las Cortes tienen que desplazarse diariamente desde las dependencias educativas de la calle Santa Bárbara hasta el colegio Manuel de Falla. Las plazas son compartidas con el otro centro, por lo que no todos los menores pueden beneficiarse a pesar de que muchas familias lo necesitan. Lo explicaba hace unos años su directora, María Teresa García Sosa. Pero, además, que los niños tengan que cruzar la avenida Manuel de Falla echa para atrás a los padres, que ven una situación de inseguridad manifiesta, que el propio Ayuntamiento reconoce. "La dirección del centro nos trasladó la situación: tienen el servicio, pero no tienen un sitio acondicionado y tener que salir a la calle para ir al otro colegio crea peligrosidad", expone la concejala de Desarrollo Urbano, Claudia Márquez. Desde el centro se planteó una propuesta para aprovechar las instalaciones de la antigua casa del conserje, sin uso y con posibilidades. "En todo momento la dirección ha llevado la voz cantante, con la implicación del AMPA. Insistieron en que la situación era insostenible porque no solo tenían que controlar a niños más mayores, sino a otros muy pequeños durante ese desplazamiento", detalla la edil socialista.

El proyecto para acondicionar el espacio cuenta con el visto bueno de la Junta

Así que, aunque en primera instancia el Consistorio solo se ocupa en los centros de Infantil y Primaria de tareas de mantenimiento, como puede ser pequeños trabajos de fontanería, de pintura o de carpintería metálica, al no suponer la actuación la construcción de un nuevo espacio, ni la generación de un nuevo servicio -puesto que lo tienen asignado, sólo que sin espacio adecuado para acogerlo en el centro-, el Ayuntamiento estimó que podía asumir esta intervención. Se habló para ello con la Diputación Provincial para conseguir la financiación adecuada, que será transferida al Ayuntamiento. En estos meses la operación ha sido fiscalizada por los servicios económicos de la Institución, que finalmente han emitido el informe con el visto bueno para el trámite administrativo que permitirá firmar el acuerdo entre ambas partes, según confirmaba la alcaldesa, Patricia Cavada. Esa rúbrica es inminente, añadía al respecto.

Para agilizar los trámites una vez se disponga del dinero para la actuación, el Ayuntamiento ya tiene un proyecto que recoge cómo se desarrollará la adecuación de la antigua casa del conserje para convertirla en comedor e instalaciones complementarias. "Es un espacio al que se accede a través del patio, en el que se mejorarán las instalaciones, la estructura, la cubierta y los acabados", comenta Márquez, que aclara que en su redacción se ha atendido al número aproximado de comensales al que se dará servicio, la importancia de los espacios destinados para el personal -aseos y zonas de vestuario-, la necesidad de contar con lavamanos o la norma de disposición de dependencias para que no haya cruce de alimentos y residuos, entre otras cuestiones. "Tanto el equipo técnico del Ayuntamiento como la Agencia Pública de Educación de Andalucía han dado el visto bueno al proyecto, que ha estudiado el volumen y la superficie disponible para adecuar el edificio", apunta la responsable de Urbanismo. Para su redacción la Administración local invitó a varias empresas. "En todo momento se ha contado con la dirección y la AMPA, que están de acuerdo con el proyecto", deja claro. De hecho, ha servido para justificar que no se genera ningún servicio nuevo, sino que la intervención debe realizarse para darlo de manera segura, insisten desde el equipo de gobierno, que señala que de esta forma apoya una educación inclusiva, puesto que ayuda a la atención a alumnos con movilidad reducida o diversidad funcional. "Se da facilidades al centro", puntualiza Claudia Márquez, sobre esta actuación en la que están implicadas tanto su área como la Concejalía de Educación. Igualmente también está preparado el pliego de condiciones para sacar a licitación la obra.

El colegio Las Cortes también está a la espera de una solución para los problemas en el pavimento del patio de Primaria, levantado en una parte, que pone en riesgo a los niños si se produce una caída, algo que de lo que advertía la AMPA del centro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios