Francisco J. Romero. Primer teniente de alcalde, delegado de Sostenibilidad y Cultura

"Al final, Camarón será la marca de La Isla"

  • La nueva cara del PA acaba de cumplir un año al frente de ‘la otra parte’ del Gobierno local, la que sigue en manos de los andalucistas, donde más se han notado los recortes

Comentarios 10

En plena celebración del 20 aniversario de la muerte de Camarón, Francisco J. Romero, el socio de gobierno de Loaiza, habla de su gestión como primer teniente de alcalde y del futuro del PA en La Isla. Entusiasta, habla de “ilusión”, a pesar de los malos tiempos que corren.

–Hoy se cumple un año desde que, tras la renuncia de Manuel Prado a su acta de concejal, accedió a la Corporación Municipal para suscribir poco después un pacto de gobierno con el PP y convertirse, a las semanas, en el primer secretario del comité local del PA. Aquellos fueron unos momentos muy duros para la formación tras el duro varapalo de las municipales. ¿Cómo ve el partido ahora? ¿Cómo ve su futuro?

–Faltaría a la verdad si no le dijera que los primeros tiempos fueron difíciles, muy duros. Pero una vez dado el paso, una vez asumidas las riendas del partido y tras los primeros meses, en los que se ha llevado a cabo una profunda renovación, puedo afirmar que he notado un cambio, nuevos aires. Y hay muchísima ilusión y entusiasmo por parte del PA en recuperar la confianza de los ciudadanos, en volver a ser el partido de San Fernando. Mis primeras sensaciones, sobre todo después de haberle tomado el pulso a la ciudad entera, habiéndome recorrido barriada por barriada preocupándome por cada uno de los problemas de los ciudadanos –especialmente, los que afectan a las áreas de las que soy responsable– son muy positivas: estoy empezando a notar la ilusión, que volvemos a recuperar la confianza.

–¿Y estar en el Gobierno con el PP, hasta ahora, le ha beneficiado o ha perjudicado al partido?

–En todo caso, beneficia a San Fernando. Y eso está por encima de los intereses de partido. Esa ha sido una consigna del PA y una de las herencias políticas que me han transmitido los que me precedieron.

–Su compañero, anterior secretario local y alcalde, Manuel María de Bernardo, ha presentado su candidatura a la secretaría general del PA. ¿De qué manera influye eso en la formación?

–Creo que demuestra la importancia que sigue teniendo la agrupación de San Fernando dentro del partido. Que uno de sus miembros opte, con clarísimas posibilidades de convertirse en el nuevo secretario general, es muy relevante.

–Y tener en el grupo a un ex alcalde, ¿no cree que le perjudica siendo portavoz y secretario local?

–No. No, desde luego en el caso de Manolo de Bernardo. Quizá pueda pensarse eso de otros ex alcaldes, en otras situaciones... Pero no con Manolo. Tengo su experiencia más a mano. Es parte del grupo.

–Se ha hablado mucho sobre su posible marcha, ¿cree que puede producirse ahora si gana el congreso?

–Es una pregunta que debe responder él. No sé nada al respecto.

–Sobre el pacto, sobre las relaciones del PA con el PP, se dice que hay una excesiva distancia.

–Ninguna relación es perfecta, pero el acuerdo de gobierno goza de buena salud por el bien de SanFernando. Hay temas, aspectos, que requieren de más diálogo y en los que debemos profundizar ambos partidos. Estoy seguro de que todo irá mejorando con el tiempo.

–Entonces, ¿no le importa que le eludan en la foto, que se diga que se le ningunea?

–Sinceramente, no es un tema que me preocupe. Tampoco es que le dé demasiada importancia. Las fotos no son tan importantes para mí…

–El PSOE le ha tanteado. No lo ha ocultado. ¿Y le ha tentado?

–Los barcos que no llegan a puerto no pasan aduana. No suelo comentar cuestiones que, evidentemente, no culminan en nada.

–Le pido que haga un ejercicio de sinceridad. ¿Cree que la ciudad está mejor ahora que hace un año, que ha habido ‘un año de cambio’?

–Haré un ejercicio de sinceridad. En el mandato anterior, por diversas circunstancias, la ciudad se transformó profundamente. Tuvimos la oportunidad de lograr inversiones muy importantes a lo largo y ancho de la ciudad. Está claro que ahora es distinto, con el contexto económico actual. La crisis  actual influye y se nota...

–Pero la mayoría de esos grandes proyectos del PA –un ejemplo, el Sitio Histórico, el proyecto ‘estrella’ del Bicentenario- se ha quedado en el camino. ¿Cree que es un fracaso? ¿Achaca también este problema a la situación económica?

–Discrepo. Hay determinados proyectos que no han culminado, pero permítame que le enumere proyectos claves en el futuro de la ciudad como han sido el soterramiento de la vía férrea y las dos estaciones, el proceso de recuperación patrimonial que ha protagonizado el molino de mareas del Zaporito y las rehabilitaciones de la Iglesia Mayor, de la Compañía y el Carmen. O que le mencione el castillo de San Romualdo –que está a punto de concluirse– o el Centro de Congresoso y Exposiciones, uno de los equipamientos culturales y sociales, sin duda, más relevantes que hay ahora mismo en el centro. Además de la Comisaría de Policía, el Parque de Bomberos, la culminación de la Ronda del Estero o la puesta en marcha de equipamientos deportivos importantes, como el campo de hockey, el de Bazán o la remodelación del estadio de Bahía Sur para los Iberoamericanos. Son proyectos que son realidades hoy. Y con respecto al Sitio Histórico, la primera fase, la que dependió directamente de nuestra gestión en el anterior mandato, está prácticamente concluida.

–Pero Fomento ha dicho que no va a continuar los trabajos.

–Y lo hemos lamentado.  Creo que no debería quedar en un cajón un proyecto que –al menos para mí– es una obra de Estado.En cualquier otro país sería lugar de peregrinaje. Las obras podrían abordarse por fases. En cualquier caso, no olvidar la actuación. Eso nunca.

–El tranvía está a punto de cumplir cuatro años de obras en la calle Real. La situación indigna a muchos ciudadanos y comerciantes, hosteleros… El alcalde considera que ha sido “un gran error” para La Isla. ¿Qué piensa su socio de gobierno desde el partido que defendió contra viento y marea, y a costa de cientos de votos, este proyecto?

–En primer lugar, seguimos creyendo en este proyecto como transformador de la ciudad. Considero que  cuando la obra esté concluida será beneficiosa para San Fernando, para su economía, el comercio,  la hostelería... Transformará la movilidad de la Bahía.  Pero también vamos a seguir siendo muy exigentes con el proyecto comprometido: el aparcamiento disuasorio, la conexión de Janer y las ayudas a los comerciantes que nunca llegaron. Son compromisos de la Administración autonómica. Y vamos a seguir exigiéndole que cumpla el proyecto político en su totalidad.

–Pero es indiscutible que ha habido errores, fallos de gestión. Y que pagan los ciudadanos, los vecinos, los comerciantes, los hosteleros…

–Sin duda, es una obra faraónica que ha tenido más fallos y más errores que los deseados. Y también más demoras en los plazos que las deseadas. Y eso hay que hacerlo ver y hacer que la Administración autonómica lo corrija.

–Un tema que se ciñe directamente al ámbito de sus competencias, de las delegaciones que coordina son los malos olores que proceden de la calle Real. Apenas ha apretado un poco el calor a comienzos de verano y ya se han vuelto a notar. Es un problema que ya se dio el año pasado, existían informes, una comisión integrada por ambas administraciones, Ayuntamiento y Junta, para solucionar un problema que no era muy costoso… Sin embargo, en un año, no se ha hecho nada al respecto. Comprenderá que resulta incomprensible.

–Siempre hemos puesto de nuestra parte. Pero es la Administración ejecutante es la que tiene que abordar la solución. Espero que el empecinamiento de algunos no retrase más una situación que, evidentemente, es dañina para la ciudadanía y los comerciantes. Y espero que en un plazo de tiempo no muy largo la Administración autonómica haya dado una solución.

–A principios de año se atrevió a abordar un plan de participación para revisar el plan director y mejorar la limpieza, una de las cuestiones que más preocupa a los ciudadanos y que, verdaderamente, necesita de una mejora. Sin embago, los recortes, el plan de ajuste... ¿han convertido dicha iniciativa en un mero espejismo?

–El plan director tenía que revisarse. Es un documento que empezaba a quedar obsoleto. Era  muy beneficioso para la ciudad que se abordase una revisión. Es verdad que los presupuestos de 2012 abrieron una puerta a la esperanza al incrementar esta partida. Eso nos permitía abordar mejoras. Ahora, el plan de ajuste sobrevenido por parte de la Administración central nos retrotrae a la situación del presupuesto de 2011, prácticamente. En cualquier caso, es bueno contar con un plan director de residuos y de la limpieza viaria perfectamente actualizado, que responde a las necesidades reales. Y con la realidad prespuestaria que tenemos, lo que haremos a partir de septiembre es comenzar a implementarlo, a priorizar lo que los ciudadanos nos dicen. De todas formas, vamos a seguir luchando por mejorar la situación presupuestaria.

–Hablemos de otra cuestión de su competencia: la playa. Ha sido el primer año en muchos en los que la temporada no ha podido inaugurarse el día 1 de junio.

–Creo que ya lo he explicado en algún foro. Es tan sencillo como el plan de ajuste, que durante dos o tres meses ha tenido al Ayuntamiento reelaborando su situación económica. Evidentemente, hay muchos contratos y expedientes que se han visto ralentizados y que, al ser licitados y adjudicados, tenían que ajustarse a una nueva realidad económica, lo que ha supuesto cierta demora en su tramitación.

–Estamos inmersos en plena conmemoración del 20 aniversario de la muerte de Camarón. Finalmente, la organización de los actos ha recaído en manos de Cultura, con la colaboración de Turismo. Se ha salvado la fecha, pero es evidente que se ha fracasado en la tentativa de crear y articular a Camarón como recurso turístico y cultural de primer orden, eso que más o menos viene simbolizado en la Fundación Camarón desde hace años.

–No creo que la situación, el contexto, nos hubiese permitido aprovechar la fecha para convertir a Camarón en un recurso turístico y cultural de primer orden. Pero sí es verdad que ese es nuestro objetivo. Es el reto que tenemos por delante  y la asignatura pendiente. Pocas ciudades cuentan con una figura que haya conseguido transformar una disciplina artística que, además, en este caso, es el flamenco, la máxima expresión de la identidad cultural andaluza. Es nuestro Picasso: ¿Alguien podría decir que, por ejemplo, la figura de Picasso, es solo responsabilidad del Ayuntamiento de Málaga?. No. Son figuras universales, internacionales y, por lo tanto, nos compete a todos. El Ayuntamiento debe promoverlo, pero se deben involucrar muchas personas, instituciones y administraciones. Hay que conciliar muchos intereses. También –y por eso– hemos tomado esa decisión de crear una comisión que intente allanar el camino hasta el 25 aniversario, con cinco años por delante, hasta 2017, a ver si la situación económica mejora. Y, mientras, iremos dando pasos.

–Otro tema de Cultura es el 24 de Septiembre, la conmemoración del Bicentenario. El Doce, que era el colofón de la efeméride, está pasando desapercibido en la ciudad.

–Sí, estoy de acuerdo con su apreciación. Ha pasado desapercibido el Doce en nuestra ciudad. Sin embargo, espero que el espíritu del Diez no desaparezca. A pesar de que la coyuntura era complicada, creo que los que trabajamos por el Bicentenario, más o menos, cumplimos con las expectativas. Y vamos a seguir trabajando, a pesar de que los recortes, en un nuevo 24-S. Con ingenio, ilusión, creatividad y esfuerzo para suplir esas carencias, como ya lo hacemos en otras áreas. Cultura, Medio Ambiente y Deportes, las áreas que gestiono, son las que más han notado los recortes, sin lugar a dudas. Y ahí está el reto. En resumen, y para concluir, la Cultura en San Fernando pasa por el parlamentarismo y pasa por Camarón. Y me atrevo a afirmar que, al final, la marca Camarón será la marca de La Isla.

–Es presidente de la Empresa de Suelo Isleña (Esisa). Su labor ha sido criticada, se ha cuestionado el papel de la empresa pública y no se ha conseguido poner en marcha ni una nueva promoción de vivienda protegida.

–Con un sector de la construcción absolutamente desplomado, creo que no se ha puesto en marcha casi ninguna promoción, ni pública ni privada, en el entorno. Pero Esisa ha terminado el año con superávit y sin tener que acogerse al plan de pago a proveedores. También hemos dado pasos muy importantes para construir la primera promoción después de un paréntesis de tiempo causado por la coyuntura económica en general y del sector de la construcción en particular. Hablo de las 109 viviendas de San Cayetano. En las próximas semanas se va a proceder a su licitación.

–Los polvorines de Fadricas y los terrenos de FSC son la buena noticia del año, como dice Loaiza.

–La buena noticia de los polvorines de Fadricas ya llegó en mayo de 2011, cuando  se anunció ya que se adhería al convenio. No lo ha hecho hasta un año después. Ha habido elecciones, cambios de gobierno… Pero en mayo de 2011 el objetivo se había cumplido. Y por lo tanto la decisión del Gobierno municipal de incorporar al patrimonio municipal estos suelos fue acertada y muy positiva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios