la isla, ciudad parlamentaria Convocada una reunión de la Comisión Local del 2010

¿El final del Bicentenario?

  • El Diez ha sido el gran proyecto andalucista del último mandato · Hasta ahora, PP y PSOE han dado prioridad a otros proyectos de futuro. Ahora tendrán que decidir cómo se gestionará la vigencia de la efeméride

La Comisión Local del Bicentenario se reunirá de nuevo mañana en las dependencias del Museo Histórico Municipal para dar cuenta de las actividades celebradas durante los primeros meses de 2011, concretar los preparativos del congreso de historiadores latinoamericanistas (Ahila) que se celebrará el próximo mes de septiembre y exponer el trabajo que se ha venido realizando de cara al 2013. Una fecha en la que se recordará el 200 aniversario de la concesión a la villa de La Isla de León del título de Ciudad de San Fernando por parte de Las Cortes y que, finalizada la esperada conmemoración del Diez, se ha convertido en una nueva meta para la ciudad que llena el vacío dejado a la conclusión de la grandiosa efeméride que los isleños vivieron a lo largo del pasado año.

La reunión -que se convoca ya en la recta final del mandato corporativo, tras las elecciones municipales del 22-M y en las vísperas de la constitución de una nueva Corporación Municipal que cambiará de color la Alcaldía isleña- llega inmersa en una atmósfera de final de ciclo para cerrar una etapa que ha protagonizado la conmemoración del Bicentenario en manos del PA y los años de preparativos previos.

El propio alcalde en funciones, Manuel María de Bernardo, en declaraciones realizadas a este periódico, se refería a este encuentro de la Comisión Local del Bicentenario como "la última reunión" que convocaba como su presidente. "En esta etapa", precisaba.

Porque, a buen seguro, la manera de enfocar el Bicentenario, su vigencia y la nueva meta del Trece dependerán del nuevo alcalde y del nuevo equipo de gobierno que se asiente en el Ayuntamiento tras el 11 de junio.

Para los andalucistas, con independencia de los logros conseguidos, el Bicentenario ha sido la punta de lanza del desarrollo de la ciudad en su más amplio sentido. El PA ha centrado prácticamente toda su política en el Diez, que ha sido para la formación nacionalista sinónimo de futuro. PP y PSOE, sin embargo, han lamentado en reiteradas ocasiones que La Isla no sacara todo el partido posible al 2010, una efeméride que, para ambos partidos, ha sido una oportunidad de oro perdida por culpa de la estrechez de miras de los andalucistas.

Y, aunque todos, de una forma u otra, están de acuerdo en la vigencia del Bicentenario, en la nueva meta del 2013 y en la promoción turística y económica de San Fernando como cuna del parlamentarismo moderno, cada uno difiere en la manera de gestionar el tema y en el nivel de prioridad que el asunto debe tener en los tiempos que corren, en los que la creación de empleo y el desarrollo de actividad económica ocupan el primer puesto de la lista de tareas pendientes y en los que el 2010 ya es agua pasada.

El nuevo equipo de gobierno tendrá que plantearse ahora la mejor manera -la más rentable- de enfocar todo lo relacionado al Bicentenario y la celebración del 2013. Claro que siempre existe la posibilidad de que, si se da un pacto de gobierno con los andalucistas -bien de PP o de PSOE- esta formación apueste por continuar al frente de todo lo relacionado con el Diez y sus consecuencias. Es probable, de hecho, que sea una de las cuestiones que entre en juego a la hora de suscribir un acuerdo de gobierno habida cuenta de que el Bicentenario isleño y todo lo que le rodea es, en buena medida, obra de los andalucistas y éstos están de sobra interesados en la continuidad del que, durante los últimos años, ha sido su gran proyecto.

Pero tanto PP como PSOE han eludido hablar del Bicentenario como prioridad en favor de sus propios proyectos de futuro y desarrollo local. Ambos, además, han hablado de la necesidad de afrontar una importante reordenación en el Ayuntamiento, para racionalizar el organigrama municipal, hacerlo más eficiente, austero y económico al ahorrar gastos y concentrar sus tareas.

Esta decisión deja en el aire la continuidad de la misma Oficina del Bicentenario, que coordina el historiador José Quintero, y que se ha convertido en el instrumento que ha canalizado la conmemoración de la efeméride.

Es cierto que, al acabar el 2010, los tres partidos que hasta ahora tenían representación municipal y demás integrantes de la Comisión Local del Bicentenario abogaron por su continuidad hasta finales del mandato corporativo con el doble objetivo de elaborar la memoria del Bicentenario y de trabajar en el avance de la programación del Trece. Pero ese compromiso no se extiende más allá del 11 de junio, fecha fijada para la toma de posesión de la nueva Corporación Municipal y la investidura del nuevo alcalde.

El camino a seguir y cómo tomarse el Bicentenario en esta nueva etapa tendrá entonces que decidirse.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios