San Fernando

Más de una década para llegar al Museo Camarón

  • La Isla ha recorrido un largo camino en pos del mítico cantaor. Ya en 2006 se hablaba de crear la Fundación Camarón

La idea suena prácticamente desde que muriera Camarón, hace ya más de 26 años. Todo gobierno municipal que ha pasado por el Ayuntamiento lo ha intentado, con mayor o menor empeño y con mayor o menor éxito en las gestiones. Y ha sido bautizada con varios nombres, aunque en esencia siempre se ha tratado de lo mismo: un museo dedicado al artista más universal que ha dado La Isla. Ahora -el pasado jueves- se adjudicaron las obras, que previsiblemente echarán a rodar a finales de año. Si no hay sorpresas, en 2019 San Fernando estrenará el Museo Camarón que durante tantos años ha esperado. Quedan todavía por delante ocho meses de obras -es el plazo de ejecución que figura en los pliegos- pero lo más difícil está resuelto: los acuerdos con la Junta de Andalucía y con la familia del artista, la financiación para construir el Museo (3,3 millones de euros), la redacción de un proyecto que tenía que cumplir con las aspiraciones de La Isla, la tramitación de la obra...

A la mayoría le sorprende todavía que La Isla, a pesar del largo tiempo que ha discurrido desde la muerte de cantaor, no haya sido capaz de desarrollar eso que se ha dado en llamar la Marca Camarón, que se articulará en torno al museo. Pero lo cierto es que el camino no ha sido nada fácil. Varias son las tentativas que se han sucedido para dar forma al proyecto que en las últimas dos décadas y media ha estado entre los temas pendientes de La Isla. Ha habido en varias ocasiones carteles anunciando la construcción del museo que se han puesto para luego marchitarse con el paso de tiempo y terminar siendo sustituidos por otros, que nuevamente volvieron a desgastarse.

Se pensó primero en el solar de la Venta de Vargas, hace ya más de una década, para luego, con el cambio de gobierno, repensar otras opciones -el asunto se estudió detenidamente- y decantarse por la Casa Lazaga, donde se llegó a adjudicar una primera fase de las obras de consolidación -por menos de medio millón de euros para un inmueble que precisa de una intervención millonaria- que quedaron paralizadas a las pocas semanas por problemas con la adjudicataria.

Finalmente, volver a apostar por el primer escenario -la plaza Juan Vargas- tras otro relevo de siglas en la Alcaldía. Y eso que la actual alcaldesa, Patricia Cavada, apostaba también en primera instancia por la Casa Lazaga, como recogía en su programa electoral. No obstante, las posibilidades de un espacio de nueva construcción -que además de resultar más económico permitiría una mayor adaptación al proyecto museográfico pretendido- terminaron por abrirse paso frente a las otras opociones.

Sobre todo, si se trata de un espacio de referencia donde se encuentra la emblemática Venta de Vargas y la estatua que La Isla dedicó a Camarón tras su muerte, que hoy por hoy es el icono de esa Marca Camarón donde es frecuente ver a numerosos visitantes que acuden a la ciudad tras la huella del mítico cantaor haciendo fotografías para el recuerdo.

A muchos les sorprende que La Isla tarde 26 años en dar forma al Museo Camarón

La idea del museo dedicado a Camarón lleva muchos años sobre la mesa. Pero en realidad empezó a tomar forma a mediados de la década pasada. En el año 2006, con Manuel María de Bernardo de alcalde, comenzó a hablarse de la constitución de la Fundación Camarón. Y no se trataba solo de simples ideas. Aunque la iniciativa fracasó estrepitosamente, se llegó a redactar un borrador con los estatutos y hasta se aprobó enpleno la asignación de una primera partida presupuestaria.

La puesta en marcha de esta fundación se trató con la familia del artista y con la Diputación Provincial de Cádiz -aunque nunca llegó a concretarse- y, entre sus objetivos, se encontraba la realización de distintas actividades vinculadas al cantaor y a la difusión del flamenco: certámenes, publicaciones, grabaciones... El proyecto estrella de todo -ya entonces lo adelantaba el portavoz del gobierno, hoy primer teniente de alcalesa y concejal de Cultura, Fran Romero- era la puesta en marcha de la Casa Museo Camarón.

El siguiente episodio llegaría con José Loaiza de alcalde, que tras un 20 aniversario de la muerte de Camarón en blanco decidió hacer bandera de la causa. En el año 2014 firmó el convenio con la familia del artistapara asegurarse la custodia de buena parte de su legado a cambio de de 2.500 euros mensuales (más el 21% de IVA y una actualización anual equivalente al IPC) que el Ayuntamiento paga a los herederos del artista. Apostó por la Casa Lazaga y licitó una primera fase de las obras en el histórico edificio, pero la historia también salió mal y las obras se quedaron paradas.

Por entonces, ya se habían celebrado unas nuevas elecciones y La Isla contaba con una nueva alcaldesa, la socialista Patricia Cavada, que echó mano de la Junta y de los fondos ITI para reconducir el proyecto del museo en la Venta de Vargas. El conveniose firmó en octubre de 2017 y, tras un año de trámites, se han conseguido adjudicar las obras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios