San Fernando

La 'crisis del ladrillo' resta a Urbanismo un millón de euros, según el PSOE

  • López Gil alerta de las consecuencias de la política de 'ciudad dormitorio'

Comentarios 1

La 'crisis del ladrillo' restará más de un millón de euros al presupuesto de la Gerencia Municipal de Urbanismo, según los cálculos realizados por el PSOE.

Su portavoz, Fernando López Gil, aplicó ayer a la realidad isleña las conclusiones del informe de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) sobre las repercusiones que acarreará para los ayuntamientos el freno que ha experimentado la construcción debido a la crisis económica. Según el estudio que citó el líder de la oposición, las arcas municipales dejarán de percibir entre un 40 y 60 por ciento de ingresos debido al descenso de la actividad constructiva debido a que ésta se ha convertido durante los últimos años en una de sus principales fuentes de ingresos. Y ese descenso supondrá en La Isla más de un millón de euros que Urbanismo dejará de percibir.

Para López Gil, esta situación es consecuencia directa de la política de 'ciudad dormitorio' que el Gobierno andalucista ha desarrollado a lo largo de las últimas décadas y que, a su juicio, ha creado en La Isla una situación de insostenibilidad. "Se han generado ingresos al impulsar nuevos espacios residenciales pero esos desarrollos no han venido acompañados de un equilibrio en zonas productivas, no se ha potenciado ni la industria ni el comercio ni el turismo con lo que se ha eliminado la posibilidad de percibir ingresos por otras vías que no sea a través del ladrillo", explicó.

Hasta el 30 por ciento de los presupuestos de la Gerencia de Urbanismo, más de dos millones de euros, depende de la construcción, según los datos que facilitó el PSOE, que además recordó que San Fernando es la ciudad del entorno que más ha crecido en los últimos años como consecuencia de la política de 'ciudad dormitorio' del PA. "Basar el crecimiento en el desarrollo del ladrillo tiene grandes riesgos y puede acarrear consecuencias muy negativas que ahora van a pasar factura", afirmó.

López Gil recordó que el PSOE siempre había rechazado la política de desarrollo residencial promovida desde el Gobierno municipal y que había advertido de los riesgos que corría este modelo si la actividad residencial no era proporcional a la productiva.

30%

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios