Crimen machista en San Fernando Cavada: "Debe haber un trabajo de cambiar nuestra sociedad, 1.005 asesinadas por ser mujeres es una cifra alarmante"

  • La alcaldesa muestra el pesar de San Fernando por la muerte confirmada de Manuela Bravo como violencia de género

  • La dirigente socialista recalca el trabajo que tienen que hacer las administraciones de protección pero también de concienciación

Minuto de silencio de la Corporación Municipal de San Fernando Minuto de silencio de la Corporación Municipal de San Fernando

Minuto de silencio de la Corporación Municipal de San Fernando / Ayuntamiento de San Fernando

"La violencia hacia las mujeres es una lacra social, y lamentablemente muchas veces acaba en asesinato, como en esta ocasión". La alcaldesa de San Fernando, Patricia Cavada, mostraba el pesar del Ayuntamiento y la ciudad por la muerte de Manuela Bravo, confirmado el pasado miércoles como un nuevo caso de violencia machista por la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género, poco más de un mes después de que apareciera muerta y en primera instancia se definiera como muerte natural.

En La Isla la jornada de ayer comenzaba con un minuto de silencio de la Corporación Municipal en la convocatoria de pleno extraordinario. Al término de la sesión la regidora hacía declaraciones a los medios de comunicación. "Tenemos que agradecer el trabajo de la Policía Nacional, la científica y la judicial que siguieron investigando, después de una primera apreciación en la que parecía que la víctima había fallecido por muerte natural, hasta lograr encontrar los datos necesarios para confirmar que había sido asesinada, víctima de la violencia de alguien con quien había tenido una relación. Ha terminado en su detención", señaló sobre el desarrollo del caso.

Manoli, como todos la conocían, es la víctima de violencia de género 1.005, según los datos del Gobierno central. "Una vecina de San Fernando que vivía sola y que ha encontrado la muerte en manos de su pareja, una persona con la que había tenido una relación, al que ya había denunciado y en la que lamentablemente no podía confiar", lamentó Cavada, que insistió en el trabajo que desde las administraciones debe hacerse para luchar contra esta violencia. "Tenemos que seguir trabajando y actuando: desde los presupuestos, desde las acciones de concienciación con los más jóvenes, desde acciones para conseguir la independencia económica de las mujeres que la necesitan para salir adelante, desde acciones concretas como el acompañamiento de las mujeres en la Feria para hacer una fiesta más segura", defendió.

Cuestionada sobre las medidas actuales para controlar una denuncia de estas características, la alcaldesa isleña reconoció que hay que analizar qué nuevas medidas se pueden adoptar. "Hay que hacer un repaso de la situación obviamente porque se producen asesinatos después de haber denuncia. Pero no sólo es actuar tras una denuncia, también debe haber un trabajo de cambiar nuestra sociedad. No puede estar más agresiva cada día, más violenta", expuso. Cavada hacía referencia a un fenómeno cada vez más extendido como es la violencia a través de las redes sociales, con los dispositivos móviles, que afecta a los más jóvenes. "En los ayuntamientos podemos hacer mucho ahí, en los centros educativos. Al final una palabra en un whatsapp, el control a través de Whatsapp, puede terminar cuando es un adulto en una situación violenta o un asesinato", advirtió.

Sobre los partidos que niegan la existencia de esta violencia machista, la dirigente socialista fue contundente: "A Vox le decimos que deben actuar de manera sensata, analizando lo que es la sociedad a día de hoy, negar una evidencia lleva a solaparla, a ocultarla o a no poner solución. Si negamos la violencia machista no adoptaremos soluciones para impedir que sigamos incrementando esa cifra. 1.005 mujeres asesinadas por el hecho de ser mujeres es una cifra verdaderamente alarmante". 

Frente a eso, Patricia Cavada dejó claro que las mujeres, los colectivos de mujeres y los partidos que creen en la igualdad se opondrán a desandar el camino de años de lucha. "El 8-M del año pasado fue un momento histórico, hubo un movimiento nacional importante, fuimos referencia. Las mujeres dijimos que ya estaba bien de dar pasos cortos, que teníamos que dar un salto ante el agravio que sufrimos las mujeres en todos los ámbitos, y lamentablemente de un momento en que las mujeres nos sentimos reconfortadas, fuertes, para andar ese camino y además haciéndolo en unidad con muchos hombres que se unieron también a esa gran manifestación. Fuerzas como Vox vienen a poner en duda pasos ya andado. No me produce tanto miedo como pereza. Pero ahí encontrarán el cordón sanitario que sí que hay que poner", finalizó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios