San Fernando

El convenio para la ampliación del uso civil de San Carlos se negociará este mes

  • Mamen Sánchez explica que se tratará este asunto con el nuevo subsecretario de Estado de Defensa · Los socialistas insisten en que la reserva de suelo de Fadricas bloquea un posible acuerdo

Las instalaciones del hospital de San Carlos de San Fernando -Hospital General de la Defensa, actualmente- han sufrido en las últimas semanas algunas mejoras, concretamente en el servicio de urgencias. Antes, el edificio hospitalario ya había vivido otra adecuación. Eso hizo pensar a la plantilla, entonces, hace apenas un mes, que la ampliación del uso compartido civil y militar el centro estaba cerca. Las declaraciones de la diputada nacional del PSOE Mamen Sánchez, del jueves, arrojan más luz sobre este asunto. "Vamos a tratar el tema con el nuevo subsecretario de Estado de Defensa, Vicente Salvador Centelles. En breve reanudaremos los contactos", comentó.

El candidato socialista a la Alcaldía isleña, Fernando López Gil, ponía una fecha aproximada a este encuentro. En quince o veinte días, señaló, al menos durante este mes de febrero. La cita servirá para que las partes implicadas, el Ministerio de Defensa y la Junta de Andalucía, actualicen el convenio firmado para el uso compartido de este hospital militar, que lleva prestando una serie de especialidades -consultas, pruebas diagnósticas y alguna cirugía menor- a la población civil desde 2005, cuando el documento se firmó. Concretamente, este consiste en prestar las instalaciones del hospital de San Carlos para que personal del Servicio Andaluz de Salud (SAS) atienda a los civiles.

Desde hace tiempo los colectivos sociales de la ciudad, además de las fuerzas políticas, vienen reclamando que el hospital pase a manos de la Junta de Andalucía totalmente. Entre sus argumentos se encuentra que es inconcebible que una ciudad como San Fernando de 100.000 habitantes carezca de un hospital, y que sus ciudadanos tengan que desplazarse a Cádiz para acudir a los médicos especialistas. Sin embargo, parece improbable que esta reclamación se cumpla. Principalmente, desde la Administración andaluza se rechaza esta acción, al entender que la inversión que necesitan estas dependencias sanitarias es demasiado elevada para poder cumplir con los requisitos fijados para sus propios hospitales. La concertación se verá, por supuesto, ampliada con más especialidades ofrecidas en el Hospital General de la Defensa. Ambas partes cederán en algunos puntos y aceptarán otras condiciones. Pero, por el momento, se desconoce el alcance de la ampliación del convenio.

No fue el único tema relacionado con Defensa al que se refirió la diputada socialista, vocal de la comisión nacional de Defensa. Mamen Sánchez aprovechó para referirse a la reserva de suelo de Fadricas, al suelo de Janer, a Camposoto o las últimas inversiones para la modernización del Observatorio de Marina. Sobre los polvorines, la dirigente socialista insistió en que este asunto se encuentro desbloqueado por la delimitación de suelo que puso en marcha el Ayuntamiento. Si levantara la reserva, Defensa se sentaría inmediatamente con todas las partes para negociar. "La acción de la administración local ha provocado que el tema lleve parado cuatro años", criticó Fernando López Gil, que aseguró que levantar la reserva sería una de sus primeras medidas como alcalde. "La voluntad política la hay", defendió Sánchez.

Sobre la desafectación de los terrenos militares de Camposoto la vocal socialista en la comisión de Defensa asegura que existen posibilidades para negociar entre las partes, que incluiría a la Junta de Andalucía, y por supuesto al Ayuntamiento isleño, para que la ciudad pueda cubrir sus necesidades con parte de estos suelos.

En el caso de Janer, el Consorcio Zona Franca está deseoso de poner manos a la obra para convertirlo en un parque empresarial, pero todo depende del PGOU.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios