Clausura del año jubilar de la misericordia

"Había un compromiso con el barrio"

  • Antonio Moreno, hermano mayor de la Misericordia, explica cómo afronta la cofradía las vísperas de la salida extraordinaria que realizará mañana para presidir la peregrinación de las hermandades

Antonio Moreno, en la puerta principal de La Pastora, con el azulejo del Cristo de la Misericordia al fondo.

Antonio Moreno, en la puerta principal de La Pastora, con el azulejo del Cristo de la Misericordia al fondo. / román ríos

Hay cierto déjà vu en la historia. Hace 34 años, antes de que comenzara la exitosa carrera política que le llevó a ser alcalde de La Isla durante más de 15 años, Antonio Moreno Olmedo acababa de salir elegido hermano mayor de la Misericordia cuando el Cristo salió en procesión extraordinaria con motivo del 25 aniversario fundacional de la cofradía para dirigirse hacia la Iglesia Mayor. "Ni siquiera había tomado posesión todavía", recuerda. Hoy, siete meses después de que se pusiera de nuevo al frente de la cofradía del Jueves Santo, se dispone a revivir aquella misma escena de 1982, como si el tiempo no hubiera pasado...

El paso de misterio de Nuestro Padre Jesús de la Misericordia presidirá mañana la peregrinación que todas las hermandades isleñas junto al Consejo realizarán desde la parroquia de la Pastora hasta la Iglesia Mayor para ganar el jubileo en el Año Santo de la Misericordia, un acontecimiento sin precedentes en la historia cofrade de San Fernando, que previsiblemente será multitudinario y que servirá también para poner el punto final a los actos que se han celebrado en el Arciprestazgo durante todo este año. "Que nuestro titular presida esta peregrinación, un jubileo que pueden ganar todas las hermandades juntas, en el Año de la Misericordia es algo excepcional y, desde luego, muy muy importante, qué duda cabe...", reflexiona Moreno.

Motivos hay -apunta- para afrontar esta salida procesional extraordinaria en pleno mes de noviembre que ha ilusionado a los hermanos, conscientes de que se disponen a vivir un momento único. Sobre todo cuando la propuesta -aunque había un ofrecimiento previo que la hermandad realizó el año pasado- parte de la propia autoridad diocesana con la intención de realizar un acto de relieve para cerrar el Año Jubilar en La Isla.

El gran problema al que ha tenido que enfrentarse la junta de gobierno que preside Antonio Moreno ha sido el tiempo. En apenas cuatro semanas se ha tenido que organizar esta salida extraordinaria. "Vamos corriendo... Todo ha sido muy precipitado. Aunque la cofradía está muy implicada. El sábado, además, a primera hora, nos marchamos a Córdoba para participar en el encuentro anual de hermandades de la Misericordia. Y la verdad es que tengo que agradecer la cantidad de gente que ha estado insistiendo para que todo esto sea posible. Porque como siempre sucede en estas historias, hay mucha gente detrás, trabajando y hay mucho que agradecer: al párroco, a los hermanos, a los cargadores, a la agrupación musical Esencia, que acompañará a nuestro titular gratuitamente a su regreso a la Pastora...", cuenta Moreno.

La elección del misterio de la Misericordia no es arbitraria -apunta- y no se trata solo de que ésta sea la advocación del titular de la cofradía. "El arcipreste, el padre Alfonso Gutiérrez Estudillo, hizo una reflexión muy acertada al respecto al describir el misterio como la mejor estampa de la misericordia, con el cirineo que ayuda a Jesucristo a llevar el peso de la Cruz y con la santa mujer Verónica que enjuaga su rostro, que es el rostro de los que sufren... Es el mensaje que se intenta también hacer llegar en esta salida extraordinaria", explica el hermano mayor.

La peregrinación de las hermandades saldrá de la parroquia de la Pastora a las 19.45 para dirigirse a la Iglesia Mayor para ganar el jubileo. Allí, a las 21.00 horas se celebrará una eucaristía con la que se cerrarán los actos del Año Santo en La Isla. El regreso al barrio dejará momentos memorables en un largo recorrido que llevará a esta hermandad por calles del barrio por las que no suele pasar en Semana Santa: Jesús de la Misericordia, Santa Cruz, San Dimas... La recogida está prevista a las 1.30 horas de la madrugada. Es un itinerario largo pero también -matiza Moreno-, un momento único, una ocasión extraordinaria. Y el barrio no podía quedarse fuera. "Había un compromiso con el barrio, con su gente, estábamos en deuda con ellos porque nos dan mucho. Se vuelcan por ejemplo en la celebración del Corpus Chiquito y nuestros titulares no pasan por allí en la salida procesional de Semana Santa", explica.

Ayer, el paso de misterio fue trasladado a la iglesia para completar el montaje con vistas a la salida extraordinaria de mañana. Hoy, a las 19.30 horas, habrá un acto de reconciliación y se impartirá la confesión a los hermanos para culminar con una reflexión sobre las obras de misericordia y con la entrega de papeletas de sitio a los que acompañarán al paso de misterio. En realidad -añade Moreno- la salida extraordinaria será la culminación de "un Año de la Misericordia que ha estado muy presente en la vida interna de la cofradía ayudando a los más necesitados, a los centros que los atienden, recogiendo ropa y víveres, recordando a los difuntos, apoyando a los catequistas...". "Ha habido cada mes una actividad distinta relacionada con las obras de misericordia. La hermandad ha intentado vivir este Año Santo desde el principio", explica el hermano mayor. Lo de ahora, la procesión de mañana, solo será el final.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios