San Fernando

Los colegios concertados, en contra del paro de las obras en Navidad

  • Es una "insensatez", según la Federación, cuando justo los alumnos están de vacaciones

Comentarios 1

La Federación de Padres de Alumnos de los Colegios Concertados (FACECOSAN) ha mostrado su rechazo a la medida adoptada para beneficiar al comercio durante la campaña de Navidad y que consistirá en la ralentización de las obras del tranvía durante el transcurso de las fiestas.

Afirma esta federación que precisamente este período es el menos adecuado puesto que coincide con las vacaciones de los alumnos y podría aprovecharse para adelantar trabajo cuando no representa molestia alguna para este colectivo.

Lejos de beneficiar al sector del comercio, los miembros de FACECOSAN se decantan por pensar que se trata de una estrategia "para que el pueblo no proteste ya que la calle Real, por mucho que paren las obras, está intransitable".

Por este motivo y por la brevedad con que se retomarán los trabajos -después de Navidad- en un tramo más amplio que incluye hasta El Carmen, demandan una reunión con la adjudicataria de la actuación, la UTE Sacyr-Prinur. "He intentado reunirme con la empresa para tratar el problema", afirma el presidente de esta federación, Rafael J. Valle Carrillo, "pero al no contestarme o ignorar mi petición para reunirme con ellos he decidido hacer pública esta inquietud".

Su preocupación se refiere, fundamentalmente, a la contaminación acústica que vienen sufriendo los colegios Miramar y Compañía de María a consecuencia de las obras. El problema es mayor a las horas centrales de la mañana, que es cuando los niños están en clase. Los padres, relata, han tenido que ir diariamente a protestar para que parasen las máquinas más ruidosas, aún con el compromiso de la empresa de que en ese intervalo de tiempo no utilizarían maquinaria que pudiera perturbar la atención de los alumnos en las aulas. Miramar, además, sufrió la rotura de una tubería que inundó una clase.

Cuando los trabajos alcancen El Liceo, esta entidad advierte que en este centro algunas aulas, caso de las de Infantil, son subterráneas, con lo que el ruido que padecerán será aún mayor. Por eso se preguntan: "¿No tenemos bastante fracaso escolar como para hacer perder un curso a tantos alumnos?"

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios