San Fernando

El centro solucionará su déficit de accesibilidad con 230.000 euros

  • El Ayuntamiento tramita la puesta en marcha de un plan de señalización global que atenderá la demanda de hosteleros, comerciantes y vecinos

"Hasta los isleños se pierden". Lo decía el alcalde, José Loaiza, a principios de 2013 al hacerse eco del déficit de accesibilidad que presenta el centro de la ciudad. Comerciantes, hosteleros, empresarios y vecinos llevaban tiempo denunciando con insistencia el problema. Con las obras del tranvía, la calle Real había dejado de ser la principal vía para el tráfico rodado. Sin embargo, este cambio no vino acompañado del diseño de rutas alternativas que permitieran cómodamente acceder al centro de la ciudad y aparcar. La Isla ni siquiera cuenta con una señalización adecuada desde los principales accesos y nudos de comunicación de la ciudad que encauce adecuadamente los flujos del tráfico, que lleve a un conductor desde la Venta de Vargas hasta el aparcamiento subterráneo del Mercado Central o que le indique desde la rotonda de La Ardila cómo puede llegar a la plaza del Rey. Lo decía el alcalde: hasta los isleños se pierden. Y para el comercio y la hostelería, asediados por la crisis y el declive del consumo, el problema se había convertido en una cuestión de supervivencia.

Ahora, el Ayuntamiento se dispone a dar un paso decisivo para poner remedio al problema con un plan de señalización global que afronta ya los trámites administrativos previos para su contratación, como explicó ayer a este periódico el delegado de Infraestructuras, Vías y Obras, Pascual Junquera (PP).

El proyecto -recordó- ha estado paralizado durante más de dos años a la espera de que se resolviera la subvención de la Junta de Andalucía concedida en su día por Turismo con motivo de la celebración del Bicentenario: 140.000 euros que se sumarán a la parte que le toca al Ayuntamiento para alcanzar un total de 230.000 euros.

La actuación, explicó Junquera, permitirá solucionar ese déficit de accesibilidad que en los últimos años se ha convertido en una asignatura pendiente de la ciudad y que anhelan hosteleros y comerciantes. Incluirá la señalización desde rotondas y grandes accesos y nudos de comunicación de la ciudad hasta las grandes avenidas y el centro de San Fernando, así como el acceso a los hoteles y a los monumentos más destacados "Es un plan de señalización global", afirmó al recordar también el compromiso del Gobierno municipal por solucionar el problema.

La señalización, no obstante, cubre solo una de las demandas del sector, que recuerda por otro lado los compromisos que había para construir también un aparcamiento disuasorio en las proximidades de La Magdalena, una de las actuaciones complementarias del proyecto del tranvía que posteriormente fue descartada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios