San Fernando

Las obras del campo de hockey se quedan de nuevo paradas

  • Una nueva subcontrata retomará los trabajos a partir de la próxima semana

Llevan varias semanas paralizadas a causa de las desavenencias de la adjudicataria con la subcontrata. Las obras del campo de hockey que se está construyendo en Camposoto han chocado con nuevas dificultades tras los hallazgos arqueológicos que mantuvieron parada la actuación durante meses.

Tanto es así que la adjudicataria, Poligras, después de que los trabajos acumularan varias semanas de retraso, ha rescindido el contrato con la empresa Jarquil, a quien tenía encomendada la construcción del campo de deportes.

De continuar los trabajos se encargará otra empresa subcontratada por la adjudicataria, Poligran, que retomará estas obras de Camposoto a partir del próximo 12 de enero, según informó a este periódico la responsable municipal del Patronato de Deportes, Susana Rocamonde.

Antes, no obstante, será necesario que la subcontrata anterior subsane determinadas deficiencias en la actuación, lo que realizará a lo largo de esta semana, según explicó Rocamonde.

Las obras del campo de hockey, que comenzaron en abril de 2007 en una parcela situada en el sector III de Camposoto, suponen una inversión de casi dos millones de euros (el presupuesto asciende a 1.873.593 euros) del Ayuntamiento y de la Consejería de Turismo, Comercio y Deporte. Con esta iniciativa -se trata de una ambiciosa actuación que abarca unos 11.000 metros cuadrados y que contempla en realidad la construcción de un complejo deportivo de primer nivel- se pretende dar respuesta a la gran afición al hockey que existe en la ciudad al tiempo que potenciar esta práctica deportiva y convertir las instalaciones en un referente en la provincia e, incluso, Andalucía.

La actuación, englobada así en la llamada Ciudad del Deporte, se vio truncada en verano de 2007, poco después de comenzar, ante la aparición de importantes hallazgos arqueológicos. Las excavaciones oportunas han mantenido paralizados los trabajos durante meses, aunque se ha avanzado en otras partes del complejo.

No fue hasta finales del pasado mes de julio cuando esta intervención -de gran relevancia arqueológica, por otro lado- llegó a su término y las obras volvieron a la normalidad. Ahora, no obstante, han vuelto a encontrarse con dificultades, aunque esta vez meramente empresariales. Problemas con la subcontrata han hecho que los trabajos se queden parados de nuevo durante varias semanas. La próxima semana se reanudarán para terminar sobre plazo, según Rocamonde.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios