Patricia Cavada. Portavoz del PSOE isleño

"Voy a presentar mi candidatura a la Alcaldía"

  • La concejala socialista comunica su decisión a la ejecutiva y a los militantes

Patricia Cavada será la candidata a la Alcaldía con la que el PSOE concurrirá a las elecciones municipales. No será oficial hasta septiembre, pero la portavoz y cara visible del partido desde 2012 -mano derecha de Fernando López Gil- ha tomado ya la decisión tras un largo periodo de reflexión. Hace unas semanas se lo comunicó a la ejecutiva del partido, donde encontró un apoyo unánime. Recientemente, lo anunció también a los militantes en el transcurso de una asamblea. A sus 39 años, esta abogada que desembarcó en la política en 2007 avalada por una década de actividad profesional al frente de su propio despacho, aspira a llevar definitivamente al PSOE a la Alcaldía que ha rozado en las dos últimas convocatorias electorales.

-Aunque era previsible, es una decisión que le ha llevado tiempo.

-Evidentemente, ha sido una decisión meditada, producto de un larga reflexión por la responsabilidad que implica. Una cosa es haber asumido la portavocía y otra muy distinta es tomar la decisión de ser candidata. Es un reto que no solo afecta a lo profesional sino también a la gente que tienes en tu entorno personal. Y luego, si alcanzas ese reto, todavía más por el tiempo y esfuerzo que requiere dedicarse a la ciudad. Para mí, implica también una gran responsabilidad porque supone tomar el relevo del mejor candidato que hemos tenido, Fernando López Gil. También porque es un momento difícil. Hay una clara desafección de la ciudadanía hacia los políticos. No solo hay que buscar soluciones sino también recuperar la confianza que muchos han perdido.

-El partido sufrió un durísimo golpe al no ganar en 2011.

-Esperábamos ganar. Lo esperaba el PSOE y lo esperaba la mayoría de los ciudadanos. En 2007, el pacto que suscribieron PA y PP nos arrebató la Alcaldía. Fueron cuatro años de intenso trabajo para llegar a los siguientes comicios. Teníamos mucha ilusión por cambiar la ciudad. No lo conseguimos por muy poco, a pesar de que el PSOE creció en votos. Fue un duro golpe, pero luego llegó también el nombramiento de Fernando López Gil como delegado del Gobierno; de Jaime Armario como coordinador del Instituto Andaluz de la Juventud; de Araceli Maese, como secretaria de Organización ... La agrupación isleña tiene mucha fuerza.

-El PSOE tuvo también la oportunidad de pactar, aunque se cerró la puerta al rechazar de antemano un acuerdo con De Bernardo (PA).

-PA y PP tenían claro que iban a volver a pactar. Lo sabíamos y lo dijimos en campaña: si no vas a votar, ellos lo volverán a hacer. Y lo hicieron, igual que había hecho en 2007 por una única razón: que Fernando López no fuera el alcalde.

-Y ahora que hablar de mayoría resulta complicado, ¿se replantearía estos posibles pactos?

-Cierto, hablar de mayorías es complicado. Pero, como comprenderá, ahora mismo trabajamos por ganar las elecciones y por conseguir una mayoría suficiente para gobernar en la ciudad.

-Se enfrenta a un panorama político cada vez más complejo.

-Es un momento apasionante para la política. La gente está desencantada y nuestro trabajo es recuperar la confianza. Creo, sinceramente, que hay que hacer una regeneración total de la política, que abarque desde las instituciones a los partidos. Hay que ser más abiertos, más transparentes.Tiene que cambiar la forma de hacer política y la forma de relacionarse los políticos con la ciudadanía. Es el camino.

-Lleva dos años siendo la voz de la oposición en un mandato especialmente duro en política.

-La forma de gestionar de Loaiza es la confrontación. En vez de preocuparse por solucionar los problemas se ha dedicado a hacer oposición a la Junta y al PSOE a través de una ataque permanente a Fernando López. Lo único que ha hecho Loaiza es decepcionar a los que le votaron y a los que no le votaron pero esperaban que se produjera un cambio. Ha sido un Gobierno continuista. Se acaba el mandato y su lista de proyectos terminados o iniciados es cero.

-Las elecciones de 2007 fueron las del tranvía. Estamos a las puertas de las de 2015 y seguimos hablando de lo mismo. ¿Cree que fue un error?

-No, para nada. Las obras han conseguido una verdadera transformación. Sería impensable hoy pensar en un centro abierto al tráfico. La peatonalización ha hecho que la gente disfrute de su calle Real. Está llena de vida, puede verse cada tarde. El tranvía además va a abrir a San Fernando al entorno metropolitano. Ocurre que la obra, en principio, se tenía previsto ejecutar en su integridad y el Ayuntamiento decidió hacerlo por tramos, eso la ha eternizado. También fue el Ayuntamiento el que decidió cambiar la pavimentación, lo que luego -con el paso indiscriminado del tráfico- ha provocado que se encuentre en la situación actual. Aún así, se va a solventar.

-Con la cesión del hospital de San Carlos se han despertado muchas expectativas.

-La Junta ha entendido la reivindicación de La Isla. Es relevante que, en una coyuntura económica complicada, se haya conseguido esa apuesta del Gobierno andaluz por asumir una nueva infraestructura y transformarla en un hospital del SAS. Hay motivos para estar contentos. La actividad se está incrementando y en cuanto se firme la transferencia va a ir a más.

-Evidentemente, la gran preocupación es el paro.

-En San Fernando rondamos la cifra de los 14.000 desempleados cuando nuestra horquilla histórica estaba en torno a los 8.000. La cifra se ha disparado pero no existe ningún proyecto para acabar con esta situación. La Isla tiene los peores índices del entorno en los tres sectores que generan empleo: industria, comercio y turismo. A pesar de ello, seguimos con polígonos abandonados, sin luz, desaprovechamos la oportunidad de Janer para convertirlo en un espacio económico singular, abandonamos a su suerte el Bicentenario, cedemos gratuitamente a una empresa de seguros un equipamiento como el Centro de Interpretación del Parlamentarismo, no apostamos por la playa y el Parque Natural, no apoyamos al comercio...

-Navantia, afortunadamente, parece respirar tras los encargos anunciados.

-Hemos pasado por momentos muy duros. El sector naval es estratégico y debe ser uno de los pilares de la economía de San Fernando, a todos nos debe preocupar. La construcción de un BAM genera al día siguiente miles de puestos de trabajo. Los encargos -el BAM, por fin- suponen un alivio pero tenemos que seguir trabajando para que haya acciones comerciales que garanticen el futuro y la viabilidad de la empresa. El anuncio que Iberdrola realizó con la presidenta de la Junta para que el astillero de Puerto Real sea proveedor preferente es una muy buena noticia. También los 3,1 millones que la Junta ha destinado a investigación y el trabajo realizado para el clúster del sector naval. Empezamos a ver la luz.

-¿Cómo piensa convencer a los isleños?

-San Fernando tiene todo lo que amo, todo lo que los isleños -en general- amamos, todo aquello que nos hace vivir aquí. Nuestra familia, nuestros amigos, esos espacios... Tenemos lo que queremos, pero nos falta conseguir lo que necesitamos para que verdaderamente La Isla sea una ciudad en la que podamos seguir viviendo y crecer, en lo personal y en lo profesional. Y San Fernando hoy en día no nos ofrece eso.  Tenemos que conseguirlo. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios