San Fernando

Veladores y terrazas que atraen

  • El gobierno local presenta su propuesta para homogeneizar estos espacios de la hostelería en la vía pública

  • La calle Real es la prioridad

Los concejales de Presidencia y Desarrollo Urbano, Conrado Rodríguez y Claudia Márquez, ayer, en la azotea del hotel Salymar, donde dieron a conocer la propuesta de terrazas y veladores. Los concejales de Presidencia y Desarrollo Urbano, Conrado Rodríguez y Claudia Márquez, ayer, en la azotea del hotel Salymar, donde dieron a conocer la propuesta de terrazas y veladores.

Los concejales de Presidencia y Desarrollo Urbano, Conrado Rodríguez y Claudia Márquez, ayer, en la azotea del hotel Salymar, donde dieron a conocer la propuesta de terrazas y veladores. / román ríos

Comentarios 5

Las terrazas y veladores de la ciudad, especialmente de la calle Real y de su entorno, necesitan un cambio de imagen que venga a homogeneizarlos con otros elementos del entorno, pero que a la vez rompa con el aspecto más frío que ofrecen los suelos de granito y de adoquines y solería. En eso trabaja el equipo de gobierno que ha presentado una propuesta a los hosteleros con los que busca un consenso tanto sobre a la estructura como sobre fechas de implantación y las ayudas a las que los empresarios podrían acceder para hacer frente a su adquisición. "Si hubiera acuerdo con la hostelería podría contarse con una línea de ayudas con cargo a los presupuestos este mismo año", apuntaba en este sentido el concejal de Presidencia y Desarrollo Económico, Conrado Rodríguez.

El diseño inicial de veladores y terrazas de Desarrollo Urbano, que se enmarca dentro del plan especial de ordenación del espacio público, ha ido incluyendo las ideas aportadas por otras áreas municipales a las que se ha consultado, y las sugerencias que han surgido tras las reuniones mantenidas con Asihtur (Asociación Isleña de Hostelería y Turismo) y Acosafe (Asociación de Comerciantes de San Fernando) y con hosteleros en particular.

Los maceteros, con plantas y marquesinas, limitarían el espacio para convivir con el tranvíaEl gobierno defiende que las terrazas, que son espacios de ocio, deben aprovecharse

El proyecto nació teniendo en cuenta "ingredientes" con los que había que romper y otros que adoptar para dar una continuidad a la estampa de la calle Real, cuya transformación es la prioridad en esta iniciativa municipal. Así por ejemplo del mobiliario urbano se tomó como referencia las farolas de estilo isabelino para copiarlos de manera simplificada en la estructura que los establecimientos hosteleros deberán instalar. Se tuvo en cuenta además el Parque Natural para incluir el elemento verde en terrazas y veladores. Estará presente en el color de los toldos -y sombrillas en el caso de calles con espacios para terrazas más reducidos-, en un tono oscuro y no chillón. También en las plantas de los maceteros que formarán parte de las estructuras. Precisamente el material de esos recipientes, la madera, se ha escogido para dar el contrapunto necesario al granito de Real y al gris de la solería y adoquines de otras calles. "Aporta la calidez necesaria", argumentaba Claudia Márquez, responsable de Desarrollo Urbano, que daba cuenta de los detalles de la propuesta junto a Rodríguez desde la azotea del céntrico hotel Salymar. En los veladores, estas macetas alargadas una marquesina acristalada, con los que respondería a la demanda de los hosteleros de contar con espacios que combatan el viento. De hecho algunas de las peticiones del sector es que se controlara este elemento, pero también la humedad y el propio sol. Incluso planteaban la necesidad de que se diera seguridad en los límites de un espacio cercano a la plataforma tranviaria. El límite elegido son los maceteros adornados con plantas autóctonas -"especies de secano", puntualizaba Márquez-, entre ellas, olorosas. La pérgola, añadía la concejala socialista, contaría con una preinstalación eléctrica que permita dar luz al espacio, en el caso de que el alumbrado público no aporte la suficiente iluminación.

Desde el equipo de gobierno se puso el ejemplo además de calle que tener unas dimensiones más reducidas necesita soluciones para las terrazas de la hostelería a menos escala. En la calle Las Cortes, las sombrillas, las mesas y sillas con una misma línea cromática (aunque cada local podría elegir un tipo de mobiliario concreto) y los maceteros también de madera más livianos (con ruedas para poder moverlos con facilidad) respetarían los recorridos peatonales.

Con este diseño, que desde el gobierno municipal se deja claro que es un primer esbozo que admite más matices, se pretende dar atractivo a las calles, en el caso de la calle Real para llamar a atención al paso del tranvía y atraer a sus usuarios. "Hay que establecer una oferta atractiva, para generar actividad económica, riqueza y empleo", recalcó Conrado Rodríguez, que pone sobre la mesa el objetivo que tiene el equipo de gobierno: que la hostelería isleña sea todos un referente en la provincia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios