San Fernando | Primer viernes de marzo Besapiés con indicaciones

  • Las recomendaciones de evitar el contacto con las imágenes para evitar un posible contagio por coronavirus no frenan la devoción de muchos fieles

Besapié de Medinaceli en San Fernando

El rito va más allá de un simple gesto, de una tradición o una costumbre más o menos instituida en una señalada fecha. Tocar a la imagen de sus devociones, a la que uno reza a diario, tenerla a un palmo de distancia y acercarse a ella entraña unas connotaciones íntimas y personales para cofrades y creyentes que, probablemente, se le escapen a una inmensa mayoría ajena.

Por eso no ha resultado extraño que muchos hayan obviado la recomendación de evitar todo contacto en los besapiés del primer viernes de marzo para eludir un posible contagio por coronavirus. Muchos ni lo han dudado a la hora de acercarse a la imagen. Otros, más prudentes, han optado por mantener la distancia o por la respetuosa reverencia.

Sobre todo se ha visto en el de la imagen de Jesús de Medinaceli, que es un besapié especialmente concurrido por la enorme devoción que la talla, al igual que ocurre en otras localidades, arrastra también en La Isla.

La archicofradía, que además celebra este año el 75 aniversario fundacional de la hermandad de penitencia, había optado por recomendar a los fieles que evitaran el rito del beso y que, en su lugar, realizaran una inclinación de la cabeza en señal de respeto ante el titular. Pero era eso, una recomendación realizada desde la junta de gobierno por mera prevención, como detalló su hermano mayor, Eduardo Coto. La decisión de acercarse o no a la imagen, en todo caso, quedaba a criterio personal de cada uno.

Cartel en el que se recomienda a los fieles evitar el beso a la imagen por el riesgo de contagio de coronavirus. Cartel en el que se recomienda a los fieles evitar el beso a la imagen por el riesgo de contagio de coronavirus.

Cartel en el que se recomienda a los fieles evitar el beso a la imagen por el riesgo de contagio de coronavirus. / Román Ríos (San Fernando)

A primeras horas de la mañana no había directrices concretas ni de las autoridades sanitarias ni del Obispado –llegarían más tarde– así que en la Iglesia Mayor se decantaron por eso, por esa recomendación explícita que se difundió por las redes sociales y la página web de la hermandad y que se recordó con algunos carteles en el interior del templo.

Hay destacar que, por la especial devoción que se profesa hacia esta imagen, el besapié de Jesús de Medinaceli es uno de los más concurridos de la Cuaresma isleña, así que a lo largo de toda la jornada la afluencia de fieles en la Iglesia Mayor ha sido bastante notoria, dado también el carácter extraordinario que ha tenido este acto por la celebración del 75 aniversario y por el estreno de una nueva túnica bordada de estilo otomano donada por un grupo de fieles que ha lucido por primera vez la imagen del Cautivo.

Besapié a Nuestro Padre Jesus de la Misericordia en la iglesia de la Pastora. Besapié a Nuestro Padre Jesus de la Misericordia en la iglesia de la Pastora.

Besapié a Nuestro Padre Jesus de la Misericordia en la iglesia de la Pastora. / D.C. (San Fernando)

En el otro besapié de la jornada del primer viernes de marzo, el de la imagen de Nuestro Padre Jesús de la Misericordia, la junta de gobierno de la hermandad se ha optado directamente por pedir a los fieles y devotos que prescindieran del beso.

"Atendiendo a las recomendaciones del Ministerio de Sanidad, el acto del besapié a Nuestro Padre Jesús de la Misericordia se efecutará con una reverencia, inclinación o cabezada en lugar del tradicional beso a su pie", afirmaba el comunicado lanzado por la hermandad de la parroquia de la Pastora en la noche anterior.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios