San Fernando Una persona en silla de ruedas se accidenta y sufre una fractura por el mal estado de la calle

  • Había denunciado previamente al Ayuntamiento el punto negro del carril bici de Pery Junquera, por el que tiene que pasar al no existir acera para llegar a la estación de tren 

David Navarrete, en el lugar donde tuvo el accidente y cuyo arreglo reclama al Ayuntamiento para poder acceder a la estación de Bahía Sur. David Navarrete, en el lugar donde tuvo el accidente y cuyo arreglo reclama al Ayuntamiento para poder acceder a la estación de Bahía Sur.

David Navarrete, en el lugar donde tuvo el accidente y cuyo arreglo reclama al Ayuntamiento para poder acceder a la estación de Bahía Sur. / D.C. (San Fernando)

La Isla sigue siendo una ciudad llena de barreras para las personas que se ven obligadas a desplazarse en silla de ruedas. El compromiso político con la accesibilidad, aunque amplio y unánime en distintas formaciones, se diluye en la práctica en actuaciones urbanísticas puntuales que en realidad apenas tienen incidencia en una ciudad que roza los cien mil habitantes y que en cada esquina se encuentra con bordillos elevados, calles y aceras en mal estado, baches, badenes, calzadas deterioradas por el paso del tiempo...

"Me conozco todos los boquetes que hay en La Isla", dice David Navarrete, que sufre desde hace años una lesión medular que le obliga a ir en silla de ruedas. Conoce bien las barreras, porque forman parte de su vida cotidiana. Aunque su caso resulta especialmente sangrante. Debido al mal estado de la calle sufrió un accidente con la silla de ruedas en el pasado mes de agosto. No llegó a caerse –estuvo a punto al perder el control de la silla por las carencias del firme– pero la pierna se le quedó atrapada y se fracturó el fémur.

Tuvo que ser operado y todavía hoy se recupera de las secuelas de aquel penoso incidente. Todo por una calle llena de boquetes. Aunque lo peor –lamenta– es que antes había advertido al Ayuntamiento del estado en el que se encontraba este tramo de calle por el que varias veces a la semana se ve obligado a pasar para acudir a la estación de tren de Bahía Sur.

El tramo del carril bici en mal estado donde tuvo lugar el accidente. El tramo del carril bici en mal estado donde tuvo lugar el accidente.

El tramo del carril bici en mal estado donde tuvo lugar el accidente. / D.C. (San Fernando)

Se trata, en realidad, de una parte del trazado del carril bici que discurre por la avenida Pery Junquera a la altura de Vilarrubí. No hay acera y al otro lado se extiende una pequeña bolsa de aparcamiento con vehículos que entran y salen y, sobre todo, con bordillos insalvables para una silla de ruedas, así que cuando viene desde su casa –en la zona de Hornos Púnicos– no le queda otra que circular por el carril bici, que en este punto está especialmente mal planteado desde sus orígenes –no hay sitio para peatones ni, mucho menos, para una silla de ruedas– y sumamente deteriorado. De hecho, de la plataforma verde apenas se ven unos restos en una superficie llena de baches y boquetes. Es, sin duda uno de los puntos negros más críticos de la cuestionada red de carriles bici que rodea el municipio.

Según David Navarrete, hace tiempo que acudió a las oficinas de Urbanismo para denunciar el mal estado en el que se encontraba este tramo. Le escucharon atentamente pero no se hizo nada por solucionar el problema.

El ascensor que lleva a la estación desde la avenida lleva un mes averiado

La asistencia jurídica de su seguro lleva ahora la correspondiente reclamación, aunque –insiste– lo que reclama al Ayuntamiento es que se arregle de una vez este punto que conduce al puente de acceso a la estación para que no vuelva a ocurrir. "Tengo que seguir pasando por allí cada vez varias veces a la semana, cada vez que voy a coger el tren o vengo", lamenta.

No es el único problema de accesibilidad que se encuentra para llegar a al estación de tren de Bahía Sur, cuyos ascensores se averían en repetidas ocasiones como varias veces se ha denunciado.

Recientemente, el Ayuntamiento anunció el compromiso de Renfe para renovar las instalaciones y colocar unos nuevos ascensores. Pero mientras esa actuación se lleva a cabo –recuerda David Navarrete– el problema persiste. De hecho, el ascensor que desde Pery Junquera, tras salvar los obstáculos del tramo del carril bici, permite subir hasta la pasarela que lleva a la entrada de la estación lleva –otra vez– cerca de un mes estropeado, lo que le obliga a tener que subir por una empinada rampa que no es adecuada para las sillas de ruedas.

"Estoy muy agradecido a La Isla, que me ha tratado siempre muy bien", aclara. "Lo que pretendo es que se arreglen estas cosas".

El ascensor que conduce a la estación de tren de Bahía Sur desde Pery Junquera lleva un mes averiado. El ascensor que conduce a la estación de tren de Bahía Sur desde Pery Junquera lleva un mes averiado.

El ascensor que conduce a la estación de tren de Bahía Sur desde Pery Junquera lleva un mes averiado. / D.C. (San Fernando)

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios