San Fernando

La Escuela de San José afirma que se intentó renegociar el alquiler del centro con la ecónoma del Obispado

Fachada de la Escuela San José en San Fernando.

Fachada de la Escuela San José en San Fernando. / Sonia Ramos (San Fernando)

La Escuela San José intentó con el Obispado de Cádiz y Ceuta la renovación del alquiler de las instalaciones que ocupa en San Fernando en varias ocasiones. A finales del pasado año mantuvo incluso una reunión con la ecónoma diocesana, Carmen Lobato Herrero, en la que se abordó la cuestión. Y en el pasado mes de enero fue su representante legal el que nuevamente contactó con ella para intentar renegociar el contrato. La respuesta  fue negativa, lo que irremediablemente llevó al centro a plantear su cierre, abordar la cuestión con la Delegación Territorial de Educación para renunciar el concierto, descartar la posibilidad de ofertar plazas para el próximo curso escolar, convocar al consejo escolar e, incluso, informar debidamente a las familias de los alumnos. Pasos todos que resultaron muy dolorosos para la Escuela San José al suponer el punto final a una trayectoria de más de 30 años y que no se hubieran llevado a cabo si se pensara que aún había opciones sobre la mesa. 

Así lo ha explicado este centro educativo isleño, completamente desconcertado tras el comunicado lanzado este viernes por el Obispado, en el que directamente se les acusa de mentir al afirmar que el cierre de las instalaciones se debía exclusivamente a la negativa de la Iglesia Diocesana de renovar el contrato del alquiler de las instalaciones, se les recrimina que se les quiera culpar de la situación del instituto -afirma incluso que el centro no ha realizado ninguna propuesta para renegociar el alquiler- y se exige incluso a los responsables de la Escuela San José una rectificación.

Pero la prioridad -aclara la Escuela San José- es el centro, sus alumnos -cerca de 300- y la plantilla, unas 20 personas que perderían su puesto de trabajo con el cierre. Así que si existe alguna oportunidad de mantener el centro abierto no están dispuestos a desaprovecharla ni a perderse en un cruce mutuo de acusaciones. Y si el Obispado ha afirmado públicamente que está dispuesto a renegociar el alquiler de las instalaciones van a recoger el guante para intentar salvar el centro in extremis y a tan solo unos días del comienzo de un nuevo proceso de escolarización. Para ello, este sábado tenía previsto que su abogado contactara de nuevo con la Iglesia diocesana para llegar a "un acuerdo viable" dada su "intención conciliadora". 

La ecónoma, Carmen Lobato, a la derecha del Obispo, Rafael Zornoza. La ecónoma, Carmen Lobato,  a la derecha del Obispo, Rafael Zornoza.

La ecónoma, Carmen Lobato, a la derecha del Obispo, Rafael Zornoza. / Alejandro Moreno

La no renovación del contrato, ha matizado también el centro, se remonta dos años atrás en el tiempo, cuando se suscribió el último acuerdo para el alquiler de las instalaciones. Entre las cláusulas redactadas por el Obispado -explica la Escuela San José- "se especifica que no se va a renovar en ningún caso el arrendamiento y se añade como contenido obligacional y esencial de este contrato el compromiso de no ofertar plazas educativas para el curso 2021/2022". 

En los últimos meses, el centro intentó renegociar dicho contrato de cara al próximo curso pero la respuesta siempre fue negativa, de ahí que haya manifestado su "total desacuerdo" con el "desmentido" del Obispado.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios