Halloween en San Fernando

Desborde de interés por la Ruta de los Misterios

  • La propuesta de turismo sobre leyendas y curiosidades arrancó el viernes con todos los días completos desde el primer día de inscripción

  • A pesar de la ampliación de plazas iniciales muchas personas se han quedado fuera

Un grupo de la ruta de los Misterios, ante el Castillo de San Romualdo, en una imagen de archivo. Un grupo de la ruta de los Misterios, ante el Castillo de San Romualdo, en una imagen de archivo.

Un grupo de la ruta de los Misterios, ante el Castillo de San Romualdo, en una imagen de archivo. / Román Ríos

Unas sesenta personas han disfrutado ya de la Ruta de Misterios, Leyendas, Secretos y Curiosidades que la Oficina Municipal de Turismo ha puesto en marca ha con la cercanía de Halloween. La propuesta se prolongará hasta el día 29, con todos los grupos desde el primer día completos, y una gran demanda, lo que ha desbordado las previsiones municipales.

El plazo de inscripción se abría el 8 de octubre con una estampa sorprendente: colas desde las ocho de la mañana en las puertas de la Oficina de Turismo en la calle Real para conseguir una de las plazas de la ruta. También había opción a apuntarse enviando un correo electrónico, y "el primer mail que llegó -apunta Patricia Galera, la guía de estos itinerarios turísticos desde que se iniciaron hace un par de años- fue a las doce y un minuto". 

Mucha gente se ha quedado fuera, a pesar de la ampliación este año de días, lo que ha despertado el malestar de las personas que estaban interesadas en participar. "Para futuras rutas habrá que articular alguna otra fórmula", señala Galera, que reconoce la necesidad de dar la posibilidad a quienes no pueden acudir de manera presencial a la oficina de poder conseguir una plaza. En esta ocasión se ha incrementado el número de persona en cada ruta, hasta un total de 75 plazas más en los 15 días de este peculiar itinerario para atender las primeras peticiones online.

Hay que recordar que una misma persona puede llegar a inscribir a cuatro personas, para que haya la posibilidad de que acuda la unidad familiar, aunque no se recomienda para niños. "Vienen niños de 10-12 años con sus padres y es su decisión, eso sí", matiza Patricia.

Su experiencia es grande. Después de dos años encargada de esta ruta, este será el tercer año, la guía tiene multitud de anécdotas e historias que los propios participantes han protagonizado y contado en esos paseos nocturnos por edificios históricos y calles de la ciudad. "Explicamos la historia más antigua, aquellas cosas que no se cuentan en otras rutas y que desencadenan en los mitos. Pero después hay personas que se atreven a hablar de sus vivencias personales, por eso no se hacen grupos muy grandes", expone. Si el año pasado se realizaron 11 rutas, en 9 hubo gente que veía más allá de lo que se planteaba en la ruta. "Hay personas que ven cosas, o sienten algo... y no se conocen de nada. O cuentan lo mismo en noches distintas", advierte Patricia Galera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios