Antonio Sánchez Cepero. Comisario de la hermandad del Rosario

"Quiero que la cofradía del Rosario recobre la normalidad cuanto antes"

  • Un decreto del Obispado de Cádiz y Ceuta cesó a los miembros de la anterior junta de gobierno y nombró a un comisario al frente de la hermandad del Sábado Santo

Vuelve la aparente normalidad a la hermandad de penitencia isleña de Nuestra Señora del Rosario en sus Misterios Dolorosos tras los sonados incidentes ocurridos meses atrás, en el seno de la cofradía erradicada canónicamente en la parroquia de San José Artesano.

Desde finales de mayo, la hermandad de la madrugá del Sábado Santo en La Isla se encuentra en manos de una junta gestora liderada por el comisario Antonio Sánchez Cepero.

Cofrade y hermano fundador del Rosario, Sánchez Cepero perteneció durante una época a la junta de gobierno de la misma. El paso de los años le ha devuelto al mundo de las cofradías, esta vez al frente de una gestora. Ahora afronta un nuevo mandato junto a otros siete miembros, por un periodo máximo de dos años, hasta la celebración de un cabildo.

Por su parte, el equipo de Sánchez Cepero trabaja con la intención principal de convocar con la mayor brevedad posible este cabildo de hermanos que salve el futuro incierto de esta entidad cofrade. La grave situación actual en la que se encuentra la cofradía puede, incluso, llevar a la disolución de la misma o retrasar durante varios años la posibilidad de que la hermandad vuelva a procesionar.

"Esta nueva junta gestora no quiere dejar a la hermandad en el templo", comentaba el comisario del Rosario.

Entre las medidas más importantes realizadas desde la toma de posesión de la nueva junta gestora, destaca la reanudación de los cultos en honor a la titular mariana de la hermanad el primer viernes de cada mes.

No obstante, también apuestan por retomar la celebración del triduo dedicado a la Virgen los días 5, 6 y 7 de octubre cuya finalización quieren hacer coincidir con la onomástica del Rosario.

Otro de los compromisos de Antonio Sánchez con la hermandad es la propuesta de que todos los hermanos del Rosario posean el escapulario de la entidad isleña, hasta ahora solo en manos de algunos de ellos.

Sánchez Cepero además, ha destacado la participación de la hermandad del Rosario durante este verano en actos organizados por hermandades como el 16 de julio, festividad de la Virgen del Carmen o los de la Pastora. "Nuestro propósito es integrar a la hermandad en la nómina de hermandad de la Semana Santa de la ciudad".

Sánchez Cepero ha querido insistir en que él no viene a cambiar la hermandad. Al contrario, uno de sus propósitos es la integración. Para ello, otro de los asuntos pendientes en la cofradía, declaró el comisario, es la falta de información entre los hermanos. Asimismo, la casa de hermandad del Rosario permanece abierta cada sábado de diez a doce de la mañana, con el propósito de que todo hermano que lo desee exprese su opinión.

A esta situación actual por la que pasa la cofradía se llega tras las desavenencias del anterior hermano mayor con el director espiritual y párroco de San José Artesano, Rafael Vez Palomino. Un decreto desde el Obispado de la diócesis de Cádiz y Ceuta cesó al hasta entonces hermano mayor, Jesús Vilches y nombró como máximo responsable de la cofradía al vice hermano mayor, hasta la convocatoria de un cabildo de hermanos. Posteriormente, llegó la negativa de éste a ostentar el puesto de máximo responsable de la corporación, dentro de las condiciones que obligaban a la hermandad a iniciar un proceso electoral y convocar cabildo de elecciones tras la celebración de la Semana Santa con fecha tope para finales del pasado mes de julio. Obligaron al Obispado a tomar medidas. Finalmente, los miembros de la junta en pleno del Rosario fueron cesados al completo, lo que conllevó al nombramiento de un comisario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios