San Fernando

Primera ronda de la patrulla Bravo

  • La policía de barrio se estrena en la barriada Cayetano Roldán y su entorno La experiencia se trasladará a La Ardila y Andalucía el próximo mes

La patrulla Bravo -con la 'b' de barrio en el código de comunicaciones- se estrenó ayer en una jornada sumamente tranquila en la que se dejó ver por las calles del vecindario, atendió las demandas de algunos ciudadanos y controló el tráfico a la entrada y salida de los colegios. Fue el primer día de la recién creada policía de barrio y de la experiencia piloto que desde el Ayuntamiento, a través de la concejalía de Seguridad Ciudadana y de la Policía Local, se acaba de poner en marcha con la idea de extenderse al conjunto de la ciudad a mediados de 2016.

La amplia zona formada por las barriadas de Cayetano Roldán, Madariaga y el entorno del cementerio y del Parque fueron el escenario escogido para esta discreta puesta de largo que tuvo muy buena acogida entre los vecinos. Advertencias por pasos de peatones que necesitan una mano de pintura en la calle García de la Herrán, quejas por las molestias causadas en el vecindario por un grupo de indigentes que se refugia en los soportales de un bloque de pisos, que beben alcohol y orinan en la vía pública, y varios melones procedentes de la venta ambulante ilegal que fueron incautados en la calle Álamos son las incidencias que dibujaron las primeras horas de esta policía de barrio en fase de pruebas que pretende reformular las relaciones con la ciudadanía, aumentar la seguridad y servir de cauce de comunicación entre el Ayuntamiento y los vecinos.

El concejal de Seguridad Ciudadana, Jaime Armario, valoró ayer tarde la puesta en marcha de esta iniciativa, que hace unas semanas se trasladó a la federación de asociaciones de vecinos Isla de León para recabar también sus propuestas y solicitar su colaboración.

De hecho, para informar de manera directa a la pareja de agentes que se ha destinado a este servicio se ha puesto a disposición de los ciudadanos una dirección de correo electrónico -barrio@sanfernando. es- a la que pueden remitir sus demandas. "No solo es válida para la zona en la que se ha empezado a actuar con la policía de barrio, sino para toda la ciudad", precisó el edil socialista. De hecho, la implantación de la policía de barrio se ha reformulado a raíz de las peticiones realizadas por el movimiento vecinal de forma que el dispositivo rotará mensualmente por distintas zonas de San Fernando.

La siguiente zona en la que se intervendrá, adelantó el concejal de Seguridad Ciudadana, serán las barriadas de La Ardila, Andalucía y toda la zona de Sacramento. Se buscan zonas densas, muy pobladas, para que pueda testarse esta experiencia piloto y para que los agentes de la Policía Local puedan tomar contacto con una amplia realidad social de San Fernando. Se trata de reunirse con asociaciones de vecinos, colectivos ciudadanos para recabar demandas y propuestas y de coordinar la entrada y salida de los colegios, como ayer se hizo tanto el Casal Carrillo como en el Servando Camúñez. Durante los seis meses en los que desde el Ayuntamiento se calibrará esta iniciativa la policía de barrio llegará a distintas zonas del municipio.

También -de ahí la dirección de correo electrónico que se se ha habilitado ahora- se pretende impulsar el rol de los agentes municipales en la mediación de conflictos, una propuesta que el grupo municipal de Ciudadanos (C's) propuso también en el último pleno ordinario y que necesariamente se ha relacionado con este nuevo planteamiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios