IV Premio a la Libertad de Expresión Gabilondo y la reivindicación de “la capacidad de escucha”

  • Los intervinientes destacan la labor en favor de la democracia del periodista premiado

Iñaki Gabilondo, durante su intervención en el Teatro de las Cortes. Iñaki Gabilondo, durante su intervención en el Teatro de las Cortes.

Iñaki Gabilondo, durante su intervención en el Teatro de las Cortes. / Román Ríos (San Fernando)

¿Cómo sería Iñaki Gabilondo como diputado de Las Cortes de 1810? ¿Qué valores, derechos y libertades hubiera defendido? Ese ejercicio de imaginación fue el que realizó ayer Nemesio Rodríguez, presidente de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (Fape), en su glosa de la figura del Iñaki Gabilondo periodista y persona, al que convirtió por unos minutos en diputado por San Sebastián de aquellas Cortes.

"Lleva bajo el brazo El Conciso, uno de los diarios liberales que más defiende la causa de la libertad de imprenta, causa que nuestro parlamentario, de vehemente oratoria, comparte sin duda alguna", describió para exponer cuál sería la postura de Gabilondo imaginario.

"La libertad de prensa es necesaria para que España evite en el futuro los errores del pasado y enderece el curso decadente de su historia", pone el presidente de la Fape en boca de ese Gabilondo del siglo XIX, que copiaría las formas, las actuaciones y las convicciones del real. Esa defensa de la libertad de prensa la repetirían muchos a lo largo de la historia, pero tendría un momento oscuro, “la palabra pierde la libertad”, con el franquismo.

Nemesio Rodríguez, presidente de la FAPE, durante su intervención en el Teatro. Nemesio Rodríguez, presidente de la FAPE, durante su intervención en el Teatro.

Nemesio Rodríguez, presidente de la FAPE, durante su intervención en el Teatro. / Román Ríos (San Fernando)

En ese contexto nace el periodista vasco en sentido literal y figurado: en 1942 en San Sebastián, con una infancia en la que el padre –nacionalista vasco y con antecedentes– era encarcelado mientras Franco permanecía en la ciudad, bajo el sueño de trabajar y vivir en la radio. Cope San Sebastián, Radio San Sebastián y Radio Sevilla forman parte de sus primeros años en la profesión, en los que se distinguió por sus programas innovadores, por colocar "la primera voz en la calle".

A pesar de su paso por Televisión Española –como director de informativos durante el intento de golpe de Estado del 23 de febrero de 1981– y Radio Televisión 16, es innegable su vinculación excepcional con la Cadena Ser. "Marcó el inicio de su carrera como comunicador, que le llevó años después a ser el más creíble y prestigioso del país", aseguraba el encargado de la glosa, que recordó que Hoy por hoy sería "el programa de su vida".

También aludió ayer la alcaldesa, Patricia Cavada, a Gabilondo como referente del periodismo en España, "un defensor de la libertad" –dijo– del que confesó haber aprendido mucho oyéndolo en la radio, especialmente "la capacidad de escucha, un valor que parece en desuso en estos días y que tenemos que reivindicar".

En su intervención la regidora se refirió al camino paralelo del periodismo y la política. Y también, al "importante desafío" al que se enfrentan en estos tiempos tan confusos, momentos en los que algunos echan mano a "falsas salidas" y a "cantos de sirena". Cavada citó al ex presidente José Luis Rodríguez Zapatero para afirmar que "es tiempo de construir, de apoyar, de ayudar, de tener gobiernos sólidos que sean capaces de afrontar los retos de futuro". 

Demesio Fernández destaca su carrera como comunicador "el más creíble del país"

El periodismo –advirtió la alcaldesa isleña– "tiene que contar las cosas que son ciertas, nos gusten o no, debe mirar a la realidad y preocuparse por todos". Y hoy, insistió, "seguimos necesitando la solvencia, la contrastación y contextualización de las informaciones, porque nos hacen menos manipulables". "Estamos más sobreinformados que nunca, pero seguimos necesitando poner en orden y dar claridad a los hechos", reconoció.

Precisamente, el delegado del Gobierno en Andalucía, Lucrecio Fernández, se dirigía a Iñaki Gabilondo para agradecer su implicación en la lucha por la democracia, por su aportación para que los ciudadanos crearan su propio criterio. "Concebido de una manera libre y honesta, con la información que le haya parecido conveniente a cada uno, permite hacer una defensa de la democracia", explicó.

Fernández alabó la actitud de Gabilondo: "Tu comportamiento, esa defensa que haces del periodismo y de la palabra, hace que seamos mejores ciudadanos, escuchándote durante años nos hemos sentido mejor, hemos sido capaces de crear criterio propio. Escuchándote cada mañana España es un país mejor. A mí de mayor me gustaría ser como Iñaki".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios