San Fernando

El PSOE propone un nuevo modelo de gestión para el Mercado Central

  • La propuesta socialista implica la transformación total de las instalaciones o su traslado a una esquina del Parque Almirante Laulhé · López Gil defiende la necesidad de adaptarse a los nuevos hábitos de consumo

 Una nueva estructura interior, una nueva imagen exterior, una reordenación de los alrededores, en definitiva un plan de modernización en distintos frentes le hace falta al Mercado Central para salir de la situación de decadencia en la que poco a poco está cayendo al no adaptarse a los nuevos tiempos, al mantener un modelo de gestión antiguo y no afrontar las características de los hábitos de consumos actuales y futuros. Eso cree el Partido Socialista (PSOE) que ayer detalló las 25 propuestas que pone sobre la mesa para recuperar la actividad de estas instalaciones. "Los detallistas lo están viendo, la decandencia, la pérdida de clientes, con más de 20 puestos cerrados, por eso hace falta una transformación", defendió el portavoz, Fernando López Gil. Un mercado de "segunda generación", de los que ya se ha tratado en informes de distintas organizaciones como la CECA, "a los que hemos acudido para presentar esta idea".

Esta iniciativa pasa en primer lugar por la realización de un plan de modernización para definir el tipo de mercado que se quiere tener en al ciudad, con la actividad que desarrollaría y la forma en que debería hacerse. Eso implicaría la puesta en marcha de un nuevo modelo de gestión, porque el actual es "el más antiguo". "Una delegación, con un concejal delegado y una cesión administrativa a los detallistas. Eso es lo que tenemos ahora, pero se debe buscar otras alternativas: un instituto municipal, una sociedad anónima municipal, un organismo autónomo", puso de ejemplo López Gil. La apuesta socialista pasa por éste último, la Oficina de Gestión del Centro Comercial Abierto y Mercados, con un consejo de gestión presidido por un comerciante y un detallista, que tuviera un gerente experto contratado y cuyas resoluciones tuvieran que ser cumplidas por los detallistas y comerciantes.

La segunda gran área de actuación en este tema sería la creación de unas nuevas instalaciones. "Tendría que estar todo alrededor peatonalizado, para que los bares pudieran poner sus terrazas. El mercado tendría que estar abierto al exterior, con cristaleras que dejaran ver a los ciudadanos qué se ofrece", señaló el dirigente del PSOE. Además consideran necesario colocar en la zona donde ahora se asientan carnicerías y fruterías, las pescaderías, cuyo espacio quedaría para otras actividades. Los puestos además tendría que ser abiertos para que el clientes pudiera ver de cerca el producto, elegirlo, cogerlo el mismo. "Se pagaría en una caja única, donde iría la gente con los tickets de compra, de forma que el detallista no tocara el producto y el dinero, de lo que se quejan muchas personas", aclaró. De cualquier forma, la formación apuesta por la construcción de un edificio en una esquina del Parque Almirante Laulhé, donde se proyecta el edificio administrativo municipal, que ocuparía el actual edificio del Mercado Central una vez remodelado. "Las órdenes del Estado y de la Junta de Andalucía permitirían la subvención de hasta un 50% del nuevo mercado", explicó López Gil. Permitiría tener un aparcamiento gratuito para los clientes, por ejemplo, y abrir una zona de restauración en el frontal que da hacía el interior del Parque.   

En ambos casos los socialistas consideran necesario que se abra un supermercado; que se deje espacio para puestos temáticos: de productos isleños, ecológicos, comida preparada; o que se den servicios complementarios como consignas prefabricadas, compras telemáticas o reparto a domicilio. 

La creación de una imagen corporativa es otra propuesta, para uniformes, envases y bolsas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios