San Fernando

Nieto pregunta por el centro de salud de Camposoto

  • El concejal popular critica la falta de actuación de la Junta ante una construcción que lleva tiempo paralizada

Comentarios 5

"Sería muy recomendable que todos los isleños extrememos aún más nuestras precauciones para no contraer ni tan siquiera un ligero resfriado, porque no vamos a tener en San Fernando un lugar donde nos atiendan gracias a un nuevo recortazo de la Junta. Hace más de un año, la señora consejera de Salud vino a San Fernando a prometer que el centro de salud de Camposoto estaría terminado en verano, pero el verano ya llegó y no hay ni rastro, sólo unas obras sin terminar". Con estas palabras critica el delegado de Presidencia y Ciudadanía, Daniel Nieto, la falta de actuación de la administración andaluza para sacar adelante la construcción de estas instalaciones sanitarias de atención primaria que se preveían para dar cobertura a la zona de Camposoto.

Esta obra parada deja -según el popular- "a la altura del betún" a la bicefalia Griñán-Valderas. Curiosamente, prosigue, "cuando se pretende lograr algún rédito político se manda a un par de operarios, un camión y una hormigonera y se mueven dos montones de tierra y grava".

Los perjudicados, considera, son los 20.000 ciudadanos, aproximadamente, que iban a beneficiarse de este centro de salud, que hoy por hoy sólo es una estructura de pilares, herrajes y cemento rodeada de vallas en un solar, cedido por el Ayuntamiento, describe Nieto.

A eso se añade, lamenta el representante municipal, un nuevo "recortazo" promovido por la Junta de Griñán y Valderas, como es que San Fernando se vaya a quedar en una situación que denomina de "orfandad sanitaria", con el cierre de los tres centros de salud de la ciudad, Rodríguez Arias, Pece Casas y Cayetano Roldán, en horario tarde. Los vecinos de San Fernando sólo podrán acudir a Tomás de Valle para posibles urgencias, algo que Nieto critica sobremanera. Por supuesto, se une a estas protestas el hecho de que sigan sin negociarse el convenio para el hospital de San Carlos. "Así es como se las gastan los mal llamados grandes defensores del Estado del Bienestar, pero del bienestar particular, los que sólo defienden sus sillones. Pero que no se queden tranquilos, porque el Gobierno municipal sigue ojo avizor", afirmó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios