San Fernando

La Junta niega que haya trasladado tanto personal como material a otro hospital

  • 'Los Olvidados' siguen las concentraciones a las puertas de San Carlos para defender sus empleos

Los Olvidados de San Carlos volvieron a protestar a las puertas del hospital una semana más, siete días después de que se produjeran nuevos despidos entre los trabajadores de las empresas auxiliares que prestaban servicios en las instalaciones. "Y aún siguen sin recibirnos", advirtió Silvia Bello, la anterior portavoz de la plataforma, que ha pedido de manera oficial una reunión con la delegada territorial de Salud, Miriam Alconchel. Durante la concentración tanto el presidente de la Federación de Vecinos, Antonio Romero, como el candidato a la Alcaldía isleña por el PA, Francisco José Romero, apuntaron que ya se estaba trasladando de centro a algunos miembros del personal, lo que también estaba afectando al material de estas dependencias. La respuesta del Servicio Andaluz de Salud (SAS) apenas una hora más tarde fue tajante para negar ambas cuestiones.

El proceso de adaptación y planificación iniciado por la Junta de Andalucía hace una semana continúa en el centro hospitalario isleño sin cambios sustanciales. Dentro se trabaja para reordenar las dependencias, toda vez que algunos despachos de dirección han quedado vacíos y hace falta dotarlos del mobiliario necesario para su uso por los nuevos responsables. La mudanza interior, en este caso, se centra en elementos básicos de oficina. La preocupación por que la Administración andaluza estuviera trasladando una parte del material para su utilización en otras instalaciones sanitarias, de lo que advirtieron durante la mañana de ayer el presidente de la federación Isla de León y el líder local de los andalucistas, fue disipada rápidamente por la Delegación Territorial de Salud que desmintió la acusación y defendió que las intenciones del SAS son precisamente todo lo contrario: dotar con nuevo equipamiento para completar las existencias.

Del mismo modo, Salud dejó clara su idea de que el 100% de la plantilla transferida continúe en el hospital de San Carlos, una respuesta que sirvió para negar que ya se hubiera derivado a algunos de los profesionales sanitarios a otros centros. Así lo transmitieron al personal los responsables en la reunión que ya en un primer momento mantuvieron para exponer sus líneas de actuación. Entre ambas partes, resaltan, existe un clima de colaboración evidente. Actualmente, con las especialidades que se ofrecen en San Carlos y ante los planes del SAS para que sea un hospital de alta resolución, las dudas sobre la situación de los trabajadores se concentran en uno de los facultativos cuya especialidad no se cubre en estas dependencias, así como en las tres matronas puesto que no se prevé que se atiendan partos. De cualquier manera, su traslado siempre sería de manera voluntaria o como opción personal del profesional, nunca como una medida forzosa.

En el lado de los trabajadores de las empresas auxiliares, sin embargo, el malestar es palpable. Una declaraciones del gerente del hospital Puerta del Mar motivaron ayer las quejas de la plataforma que aseguraba que había manifestado que no se había despedido a nadie. "Sí que se ha despedido, que venga, que se informe", apuntaba Bello. La portavoz del colectivo, Gloria Altero, criticó que se les tratara como a trabajadores de segunda clase, cuando en algunos casos hay personas que han trabajado allí durante 20 años.

El secretario general del PA, Antonio Jesús Ruiz, cuestionó la petición de tiempo de la consejera y le recordó que en todo el proceso se ha tenido tiempo para haber avanzado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios