San Fernando

Infrautilizado: 12 camas usadas de 220

  • Responsables del PA visitan las instalaciones del hospital de San Carlos para conocer de cerca la realidad de este centro y sus trabajadores, a los que muestran su apoyo a las reivindicaciones que hagan en la calle

Los fríos números pueden reflejar la realidad a veces. Al menos una parte de ésta. Permiten al ciudadano componerse de manera rápida una imagen cercana de la situación. Ocurre con el desempleo cuando se habla de 5.778.100 de parados. Ocurre cuando se habla del hospital de San Carlos: dos plantas abiertas de doce, como ya se sabía. Ayer, el dato que algunos de los integrantes de la plataforma en defensa del hospital ofrecieron permitía ajustar más esa idea mental, de las 220 camas habilitadas en estos momentos pocas estaban usadas. Había sólo 12 personas ingresadas, más tres en Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). El hospital militar "muere por inanición".

Reales, potentes y deprimentes, estos números, sin embargo, no expresan el drama de la verdad que vive el centro hospitalario isleño. El actual y el que se prevé para los próximos tiempos, porque el negro futuro de este histórico hospital militar resulta también el oscuro panorama de trabajadores y pacientes -que acuden o podrían acudir-. "Se está cometiendo una tropelía contra la ciudad de San Fernando, pero también con la Bahía de Cádiz y con la provincia", advertía el primer secretario local del PA, Francisco J. Romero, después de visitar ayer las instalaciones, después de recorrer las tripas del edificio, de conocer su funcionamiento.

El concierto que tienen en la actualidad el Ministerio de Defensa con el Servicio Andaluz de Salud (SAS) permite atender a civiles en estas dependencias sanitarias en trece especialidades -cardiología, cirugía general y digestiva, dermatología, neurología, oftalmología, otorrinolaringología,preanestesia, traumatología, urología, digestivo, endocrinología, ginecología y obstetricia y neumología- y en cirugía mayor ambulatoria. Eso permite a su vez descongestionar las listas de espera de la provincia, lo que redunda en una mejor calidad del servicio, de la sanidad, de vida. "La Junta ha presentado unos presupuestos que defiende como sociales, como una apuesta por la calidad de vida. Y apostar por este hospital es calidad de vida, por la salidad pública, por los puestos de trabajo", relacionó el secretario general de los andalucistas, Antonio Jesús Ruiz, que se había reunido con el director del centro.

La apuesta andaluza pasa por ampliar a partir de 2014 el convenio, con hasta nuevas especialidades, más pruebas diagnósticas, cirugía mayor ambulatoria y hospitalizaciones. Sin embargo, Defensa pretende desprenderse del hospital, cederlo, y no mejorar el acuerdo entre ambas partes. "La falta de entendimiento entre las dos administraciones está provocando esta situación", criticó Romero, que atendía a los medios junto al primer secretario provincial de la formación andalucista, Héctor Lagier. Una mala gestión que puede no sólo dar al traste con la demanda ciudadana de contar con un hospital en la ciudad sino destruir el futuro de este emblemático hospital militar.

Desde la plataforma en defensa del uso civil compartido de las instalaciones de la población naval de San Carlos, sin embargo, no se rinden y continúan con su labor concienciadora. Con el apoyo de la federación de vecinos trabajan ya en un calendario de reuniones con las entidades vecinales, paso previo a salir a la calle. Allí estará, "donde el colectivo quiera", matizó Romero, el PA apoyándolos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios