San Fernando

El IES Servando Camúñez y el traslado del Conservatorio tardarán aún años

  • Ambos proyectos tendrán que volver a redactarse para adaptarlos al nuevo código técnico · En el caso del instituto, antes se llevarán a cabo unas pequeñas obras de adecuación del interior del edificio

Comentarios 3

Son las únicas grandes actuaciones en materia educativa que quedan pendientes en la ciudad, exceptuando las obras de ampliación del instituto Isla de León que, a pesar de arrancar, parece que siguen paralizadas por la falta de acuerdo entre técnicos municipales y de la Junta de Andalucía.

En ambos casos, también, llevan aguardando varios años para acometerse. Más si cabe en el caso del traslado del Conservatorio de Música Chelista Ruiz Casaux a las instalaciones del antiguo colegio público Manuel Roldán, una actuación que lleva barajándose desde hace al menos tres años sin que se haya materializado aún alguna consecuencia.

Allá por 2006 desde la Delegación Provincial de Educación se anunció la intención de retomar esta iniciativa y de convertirla en realidad de cara al curso académico 2007/8. Pero el tiempo ha seguido transcurriendo y la aplicación del nuevo código técnico de la edificación (según lo establece el Real Decreto 314/2006 del 17 de marzo), lejos de impulsarla, provocará un frenazo en los planes de la Junta.

Porque la entrada en vigor de esta nueva normativa ha provocado que el anteproyecto que ya se había redactado por parte del Ayuntamiento no sirva para nada. En él iba a basarse el proyecto definitivo pero, finalmente, habrá que adjudicar de nuevo su elaboración y empezar de cero.

El colegio Manuel Roldán lleva años que cerró sus puertas y sus dependencias no volvieron a utilizarse hasta que empezaron a albergar las clases de la Escuela Municipal de Danza. Pero para que se muden allí la comunidad educativa del Conservatorio es fundamental que se ejecuten una serie de actuaciones de adaptación sin las que este cambio de ubicación resulta imposible.

Algo similar ha ocurrido con la adecuación del viejo colegio público Servando Camúñez para albergar una sección del IES Sancti Petri. El proyecto, en proceso de elaboración, ha sufrido un parón con esta modificación de la normativa.

Los alumnos de esta sección del instituto situado en terrenos de La Magdalena ya se encuentran utilizando estas dependencias. Pero las están empleando tal y como quedaron tras cerrarse el centro de Infantil y Primaria. Hacen falta algo más que las pequeñas mejoras que desde el ente de Infraestructuras y Servicios Educativos (ISE) se pretenden realizar en breve. Éstas consistirán, de hecho, en el traslado de algunas aulas al piso superior y poco más. Pero el interior del edificio y las distintas clases no son ahora las idóneas ni disponen del equipamiento necesario para unos estudiantes de instituto.

El proyecto que estaba confeccionándose alteraba la estructura original del edificio, según los detalles que ha podido conocer este periódico. De ahí el inconveniente a que obtuviera el visto bueno, ya que el nuevo código técnico exige que se respete siempre que esto sea posible. Por eso habrá que redactar otro proyecto, uno que respete la fisonomía actual de estas dependencias educativas y sólo modifique el interior.

Entretanto estas dos iniciativas, incluidas ambas en el Plan Mejor Escuela 2008, son las únicas de envergadura que restan para dar por zanjada esta lista de actuaciones pendientes. Sin contar, por supuesto, con otras obras de menor calado, como las que hay que realizar en los colegios Manuel de Falla, Casal Carrillo y Puente Zuazo, que la propia Federación de Padres de Alumnos (FLAPA) se ha encargado de dar prioridad con respecto a otras en el último encuentro mantenido con responsables de la Delegación Provincial de Educación.

Otro problema acuciante, pese a que no ha dado la cara todavía y no está incluido en ninguna planificación anterior, es el de las numerosas deficiencias detectadas en los antiguos centros pertenecientes al Ministerio de Defensa y recientemente adscritos a la Junta. Algunos, como es el caso del colegio Vicente Tofiño con las inundaciones que vienen sufriendo durante este curso, se encuentran en situaciones más graves. Pero casi la totalidad de ellos, incluido el instituto Wenceslao Benítez, son centros que acumulan muchos años a sus espaldas y que deberían al menos reformarse.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios