San Fernando

Educación sustituirá las instalaciones denunciadas por ruido en el IES Las Salinas

  • Al centro se le ha requerido para que no haga uso de las turbinas y sistemas de extracción hasta que se cambien por otras nuevas y se lleven a cabo unas nuevas mediciones acústicas 

Un alumno de soldadura del IES Las Salinas, en una imagen de archivo. Un alumno de soldadura del IES Las Salinas, en una imagen de archivo.

Un alumno de soldadura del IES Las Salinas, en una imagen de archivo. / D.C. (San Fernando)

La delegación territorial de Educación ha pedido al IES Las Salinas que no haga uso de las turbinas y sistemas de extracción que dan servicio a los módulos de carpintería metálica y de madera que se imparten en el centro y que han sido denunciados por una vecina de la avenida Al Ándalus por superar de largo los niveles de ruido permitido –como han corroborado las mediciones llevadas a cabo– y afectar de lleno a su domicilio.

Según la información facilitada desde la Delegación del Gobierno andaluz en la provincia, este requerimiento existe desde comienzos del nuevo curso. No obstante, las instalaciones –a pesar de estar precintadas por la Policía Local tras la orden dictada por Urbanismo– volvieron a ponerse en marcha sin que se hubieran adoptado medidas correctoras para rebajar la contaminación acústica y se realizaran nuevas mediciones. Ello llevó a esta vecina –Stacey Mures– y a su representante legal a denunciar los hechos nuevamente ante el Ayuntamiento, al que reclamaba –el pasado 27 de septiembre– que librara "urgente oficio" a la Policía Local para hacer valer dicha orden de paralización y se advertía del "flagrante incumplimiento y desobediencia" por parte del centro "al autorizar la fractura del precinto colocado por la Policía Local en la botonadura de la maquinaria" cuando la orden de paralización sigue estando vigente.

Según la Junta de Andalucía hay órdenes de que dichas instalaciones no se utilicen "hasta que no sean reemplazadas totalmente por otras nuevas", lo que supuestamente solventará definitivamente el problema de los ruidos que molestan a los vecinos.

"Será entonces, una vez dotado el IES Las Salinas de las nuevas instalaciones, cuando se realizará una segunda valoración de las emisiones acústicas", explican al responder a lo ocurrido a comienzos de curso.

Estos pasos son, desde luego, los que dicta el procedimiento habitual para subsanar este tipo de sanciones urbanísticas, que en esta ocasión afectan a una instalación pública y, por ende, a una administración. De hecho, ya en el pasado mes de abril, cuando trascendió la orden de paralización que se había dictado desde el Ayuntamiento tras las mediciones acústicas que demostraron que se superaba los niveles permitidos, Educación aseguró que adoptaría medidas para rebajar la contaminación acústica que producen estas instalaciones.

El problema –explicaba en su momento el abogado de la vecina, Borja Grandal– es que se trata de instalaciones industriales que se han colocado en un área residencial sin adoptar ni una sola medida para contrarrestar su impacto acústico. De hecho, en las oficinas municipales de Urbanismo no se sabía nada de estas instalaciones: no había expedientes, ni licencias ni calificación ambiental.

Según las explicaciones dadas por la Junta, la puesta en marcha de las turbinas durante el pasado mes de septiembre fue "una cuestión necesaria para llevar a cabo una comprobación" y tan solo duró "unos minutos".

La segunda denuncia cursada a finales de septiembre, efectivamente, parece haber tenido efecto. Las turbinas y sistemas de extracción no se han vuelto a poner en marcha ni ha habido problemas de ruidos, según la denunciante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios