San Fernando

La Flapa anima a solicitar plaza en los colegios afectados por el recorte

  • Educación se ha comprometido a mantener las unidades si hay suficiente demanda

Lucía Gómez, en el centro, junto a Luisa Guerrero y Begoña Castro, representantes de la Flapa. Lucía Gómez, en el centro, junto a Luisa Guerrero y Begoña Castro, representantes de la Flapa.

Lucía Gómez, en el centro, junto a Luisa Guerrero y Begoña Castro, representantes de la Flapa. / ayuntamiento san fernando

El cierre de unidades en los colegios públicos de cara al próximo curso escolar es inevitable. Ayer lo constató la Federación Local de Asociaciones de Padres (Flapa) tras reunirse con la delegada territorial de Educación, Remedios Palma, y el jefe de planificación, Joaquín Mateo. Hay menos niños, muchos menos que en cualquiera de los cursos anteriores. Y sobran plazas. De hecho, se ha ofertado un millar para 848 niños, con lo que -en teoría- sobran hasta seis unidades más además de las que se han suprimido de entrada en los CEIP Raimundo Rivero, Arquitecto Leoz, Juan Sebastián Elcano y Juan Díaz de Solís.

Lo que la Flapa quiere -ayer insistió en eso- es que sean los padres los que decidan qué colegios pierden estas unidades de Infantil. Es decir, que la decisión se adopte en función de la demanda y una vez que se formalicen las correspondientes solicitudes por parte de los padres. Así se lo trasladó el colectivo a la delegada territorial.

Del encuentro mantenido en Cádiz, no obstante, la federación regresó con un objetivo: lanzar un mensaje de tranquilidad para aplacar la creciente incertidumbre de los padres ante las noticias que han trascendido en los últimos días. Lucía Gómez, presidenta de la Flapa, acompañada de Luisa Guerrero y Begoña Castro, también pertenecientes a la directiva de la federación, dieron cuenta de la reunión mantenida con los responsables territoriales de Educación, a las que trasladaron su preocupación. "Nos aseguran que no va a haber problemas de escolarización", advirtieron al recordar también que estas cuatro unidades no se han eliminado del mapa escolar, sino que se han trasladado a otros centros: los CEIP Los Esteros, Vicente Tofiño, La Ardila y Erytehia. Dicha medida -explicaron y posteriormente confirmó la propia Delegación Territorial de Educación- responde a "un principio de solidaridad entre centros públicos de la ciudad". Es decir, que al rotar cada año el cierre de unidades por distintos centros de cada zona se garantiza en cierto modo que el alumnado se distribuya de manera equitativa entre los centros evitando lo que podría llegar a convertirse en el cierre de un centro.

La Junta considera inviable -habida cuenta del índice de natalidad con el que se parte- que estos cuatro colegios oferten de entrada dos líneas, como demanda la Flapa, que quiere que la campaña de escolarización se aborde como el año pasado. La oferta, en este caso, sumaría cien plazas más a pesar de que la demanda previsible está muy por debajo. Es uno de los argumentos que ayer la delegada territorial puso sobre la mesa.

Con todo, los representantes de las Ampas isleñas han conseguido de Educación el compromiso de mantener esas dos líneas abiertas en los colegios Raimundo Rivero, Arquitecto Leoz, Juan Sebastián Elcano y Juan Díaz de Solís siempre y cuando el número de solicitudes presentadas durante la campaña de escolarización llegue a un mínimo de 40. De ahí que ayer animaran a los padres que tienen a sus hijos en edad de escolarizar a que inscribieran a sus hijos en el centro que quieran sin dejarse llevar por este recorte de unidades que se ha anunciado, ya que -insistieron- puede darse marcha atrás al respecto.

Desde las Ampas de algunos de los centros afectados, no obstante, se advirtió de que, a pesar de todo, el recorte anunciado de antemano condiciona la campaña de escolarización ya que muchos padres preferirán no arriesgarse e ir sobre seguro a la hora de escolarizar a sus hijos eligiendo de primera opción un centro en el que saben que hay plazas disponibles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios