San Fernando

La Federación apuesta por mejorar la influencia vecinal en la gestión municipal

  • Antonio Romero, reelegido presidente de la entidad, presenta a las asociaciones de vecinos un plan de trabajo marcado por cuatro objetivos: participación, organización, transparencia y formación

Volverá a representar al movimiento vecinal isleño en los próximos cuatro años, y por el momento ya van doce. En este tiempo las necesidades de los ciudadanos han ido variando, también las reclamaciones de las barriadas, por eso la estrategia de la Federación Isla de León se ha ido adaptando a la realidad, y su presidente, Antonio Romero, ha ido marcándose nuevos retos. El plan de trabajo que ha trasladado a las entidades vecinales en este último proceso electoral es una muestra de ello. Cuatro son los objetivos generales que en esta nueva etapa se ha propuesto: participación, formación, organización -de los que ya hablara en los comicios anteriores pero que ahora dota de nuevo contenido- y transparencia. "Toca ponerse a trabajar. Me voy a volcar como siempre", apunta el reelegido presidente de Isla de León, pocas horas después de conseguir en torno al 85% de los votos emitidos por los delegados vecinales.

La intención de la Federación es conseguir que las entidades vecinales tengan más participación en la vida asociativa de la ciudad y en la gestión municipal. El reglamento de participación ciudadana es fundalmental en esta cuestión. "Es un tema que lleva presidencia directamente. Y la intención es fortalecer la presencia vecinal en el consejo, para influir en los estamentos municipales. Existe un área específica, porque dicen que es una necesidad de la ciudad, pero nosotros vamos a insistir en las modificaciones que hacen falta, como el reglamento para que el movimiento asociativo tenga mayor reconocimiento institucional", comenta. Y sigue: "Debemos tener poder para dar solución a los problemas". De esta manera, se encaminarían, sostiene, a la democracia participativa. Uno de los asuntos que en este punto incluye el plan de trabajo de Romero y su junta directiva es la importancia de acudir a los plenos, e intervenir -ya sea la federación como tal o la asociación interesada- para defender cuestiones que afectan a los vecinos.

Pero la relación de la federación con las entidades vecinales y con colectivos de distinta índole también se añade a las ideas planteadas para esta nueva etapa por los responsables de Isla de Léon. De esta forma la federación puede aglutinar apoyos en reivindicaciones esenciales para los isleños, e incluso convertirse en interlocutor válido de estas demandas.

La mejora de esa comunicación también forma parte de los objetivos que se fijan en el ámbito de la organización. La puesta en marcha de charlas, conferencias, cursos para los dirigentes vecinales; la necesidad de aplicar las nuevas tecnologías en la planificación del trabajo de las entidades y en la fluidez de la información en las entidades, entre las asociaciones y con la federación o la redacción de planes estratégicos por cada colectivo vecinal sobre los asuntos importantes de las barriadas son algunas de las prioridades que se marca Romero para los próximos cuatro años. "Es necesario para que la comunicación se optimice nombrar a personas que tengan relación directa y constante con las asociaciones", explica el reelegido presidente. "Internet tiene un papel fundamental", prosigue. La realización de una página web es una buena iniciativa en este sentido. Sin olvidar los cauces tradicionales, de ahí que preparen la elaboración de un boletín periódico para publicar las actividades y acciones que entidades y federación lleven a cabo.

Ligado a todo esto se encuentra la transparencia, fin que puede conseguirse gracias a esa comunicación en la que se pone el acento: será posible si todo debate, toda decisión se transmite de federación a entidades y viceversa. La realización de actas de las asambleas es una forma de conseguirlo.

Finalmente defienden el trabajo hecho con la escuela vecinal, y por eso pretender reforzar la formación que a través de ella se ofrece a los vecinos.

Antonio Romero es la cabeza visible de la nueva representación de la Federación Isla de León. Sin embargo, volverá a estar rodeado de un grupo de responsables vecinales con experiencia en el movimiento asociativo. Aunque queda por conocer los cargos que ocuparán su junta directiva la componen entre otros José Ruiz Cortejosa, Paco Carmona, Manuel López Muñoz, Enrique Fuentes, Ana Garrido, José Luis Belizón, Luis Campos, o José Manuel Coello. No repiten en esta nueva etapa Loli Cano, Juan Loaiza, Paco Romero y Paco Sánchez. De cualquier forma, la junta directiva queda abierta para posibles incorporaciones, nuevos nombres. "Quiero que haya más mujeres. Creo que deben tener más presencia", apunta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios