San Fernando

Educación mantiene el total de plazas ofertadas pero "permuta" unidades

  • Los CEIP Almirante Laulhé y La Ardila 'cederán' sendas unidades a los colegios Juan Díaz de Solís y Raimundo Rivero

  • La ratio bajará y se quedará en 20 alumnos por clase

Interior de un colegio, en una imagen de archivo. Interior de un colegio, en una imagen de archivo.

Interior de un colegio, en una imagen de archivo. / román ríos

Tal y como se esperaba, habrá cambios en el mapa escolar de cara al curso 2018-19. Las numerosas plazas vacantes que quedaron tras la primera fase de la campaña de escolarización -la de la presentación de solicitudes en los distintos centros para los alumnos de Infantil de tres años- lo vaticinaban hace poco más de un mes. Y así ha sido. Eso sí, la Delegación Territorial de Educación ha optado por no recortar el número total de plazas a pesar de que unas 150 del millar que se había ofertado se han quedado sin cubrir, una situación que afecta en exclusiva a los colegios públicos. Matemáticamente podría haber prescindido de hasta seis unidades completas en estos centros de San Fernando, lo que sin duda hubiese desatado contundentes reacciones en contra y en defensa de la enseñanza pública, que se ha convertido en la gran perjudicada por el acusado descenso de la natalidad que se registra desde el comienzo de la crisis. Así que ha preferido no meter la tijera y mantener las 40 unidades de Infantil de tres años -la edad a la que los niños se incorporan al colegio- de cara al proceso de matriculación que ahora, entre el 1 y el 8 de junio, se llevará a cabo.

Lo que no ha podido evitar la Delegación Territorial de Educación son los necesarios ajustes conforme a la demanda de los padres y al número de solicitudes que se ha presentado. Es decir, que los centros que menos demanda han tenido 'cedan' unidades a aquellos que sí han contabilizado más peticiones por parte de los padres para escolarizar a sus hijos.

Según Educación, se trata de equilibrar el mapa escolar con la demanda registrada

Los cambios en el mapa escolar de cara al próximo curso se centrarán excusivamente en esas "permutas" de unidades entre un centro y otro, según ha detallado Educación. Y habrá, concretamente dos: una unidad de Infantil de tres años del CEIP Almirante Laulhé pasará al Juan Díaz de Solís y otra del colegio La Ardila pasará al Raimundo Rivero. Así se ha intentado equilibrar el mapa escolar con la demanda que se ha registrado.

Hay que subrayar -y ha sido, de hecho, uno de los datos más llamativos de la campaña de escolarización- que tanto el Solís como el Raimundo Rivero, junto al Juan Sebastián Elcano y el Arquitecto Leoz, eran dos de los centros a los que de entrada se había eliminado una unidad para ajustarse a la realidad demográfica de la ciudad y al previsible descenso de la demanda que se manejaba para este año a tenor del descenso de la natalidad. Dicha medida, no obstante, suscitó el rechazo de las AMPAS de los centros y de la Federación Local de AMPAS. Sus protestas consiguieron el compromiso explícito de la delegada territorial de Educación, Remedios Palma, de que dichas unidades se mantendrían si se alcanzaban las suficientes solicitudes durante la campaña de escolarización. Eso hizo que se movilizaran para evitar que se perdieran estas unidades. Claro que estas plazas, finalmente, se han quedado sin cubrir en otros centros públicos.

Según los datos que maneja la Junta, La Isla tendrá, durante el próximo curso, unas 156 plazas de Infantil libres, lo que evidentemente disminuirá la ratio, que rondará los 20 alumnos por clase.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios