San Fernando

Doble varapalo de Medio Ambiente a los planes municipales para La Almadraba

  • La Junta desmonta el plan especial diseñado para legalizar las viviendas de la barriada por sus contradicciones con el PGOU Rechaza también la propuesta de Sostenibilidad para la trasera

Comentarios 2

Desconsolidación. Es el término que recoge el informe técnico dictado por la Delegación Territorial de la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente para rechazar el plan especial de mejora urbana que el Ayuntamiento ha diseñado para legalizar definitivamente las 111 viviendas de La Almadraba afectadas por la franja de servidumbre de protección de Dominio Público.

Se refiere a la onerosa contradicción en la que incurre el área municipal de Urbanismo al calificar La Almadraba como suelo urbano no consolidado en contra incluso de lo que establece el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), que considera la barriada como suelo urbano consolidado.

Un error de bulto ya que los planes especiales son instrumentos que sirven para desarrollar el Plan General, pero que no pueden ir en contra de sus criterios ni mucho menos "modificar la categoría del suelo y determinaciones de ordenación pormenorizada que tienen la consideración de preceptivas conforme a la LOUA (Ley Ordenación Urbanística de Andalucía)".

Es una de las razones fundamentales por las que la Junta ha informado desfavorablemente al plan especial de La Almabraba, pero no la única. La Consejería advierte de la existencia de más contradicciones con el PGOU hasta el punto de desmontar prácticamente toda la propuesta municipal.

El Ayuntamiento, de esta forma, establece dos zonas de ordenación distintas para la barriada: una para la zona que se encuentra dentro de la franja de servidumbre de Dominio Público y otra para el resto. Para cada una de ellas aplica ordenanzas de edificación diferentes, lo que -según la Junta- provoca "situaciones incoherentes".

Tanto es así que el informe advierte de la existencia de parcelas que tienen parte en una zona y parte en otra, lo que resulta "de difícil encaje desde el punto de vista urbanístico". "Hay situaciones llamativas como las que se dan en las fincas números 351, 389, 393 o 493 de la calle Buen Pastor, en las que una mínima porción de la parcela queda en una zona de ordenanza y el resto en otra", señala.

Al dividir en dos zonas La Almabraba, el plan especial incurre en una nueva contradicción con respecto al PGOU, que plantea inicialmente una única zona de ordenanza para todo el ámbito de uso residencial clasificado como suelo urbano consolidado ya que toda la zona presenta similares características. De esta forma, señala, se aportaría una mayor claridad y seguridad jurídica a los propietarios incluidos en el ámbito del plan especial.

Al abordar la alineación del viario público el plan especial diseñado por el Ayuntamiento para La Almadraba vuelve a contradecir al PGOU. El primero apuesta por mantener la situación actual mientras el segundo propone corregirla para hacer más regular y uniforme la línea de fachada con el fin de corregir en un futuro los retranqueos y salientes existentes.

Pero todavía hay más. La Junta advierte también en su informe urbanístico que el plan especial incorpora a la zona edificable una parcela que el PGOU califica como zona verde por considerar que dicha inclusión en el sistema local es un error de ordenación. Sin embargo, señala, el plan especial no justifica cuantitativamente que el cambio de uso que se produce en esta parcela no supone una disminución de la superficie total destinada a zona verde en el Plan General.

La Junta, según ha podido saber este periódico, también ha emitido un informe desfavorable al proyecto presentado por el área de Sostenibilidad para ordenar la trasera de La Almadraba para solucionar los problemas ambientales de la denominada pieza que da al caño. Otra histórica reivindicación de la barriada.

Dichos planes han sido rechazados también por la Consejería de Medio Ambiente al considerar que exceden las competencias de este área municipal al plantear la ordenación urbanística de toda la zona trasera para la que incluso propone un paseo marítimo.

La Junta cree además innecesario que se den dos planes distintos para la barriada ya que todo podría incluirse en un único plan especial, lo que agilizaría su tramitación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios