San Fernando

Detienen a un joven ebrio por amenazar con arma blanca en un supermercado

  • La Policía Nacional arresta a otros dos jóvenes por pesca ilegal, mientras que la Local interviene en otras cinco detenciones

Deambulaba por las inmediaciones del supermercado Mercadona de la calle San Marcos, aunque no ha trascendido si llegó a entrar en él. Su aspecto evidenciaba claros síntomas de alcoholemia. Era la una de la tarde del martes y el establecimiento y sus alrededores se encontraba bastante concurrido de clientes entrando y saliendo del mismo. Pero la alarma saltó cuando éstos descubrieron que en una de sus manos portaba un cuchillo. Fue entonces cuando responsables del supermercado decidieron avisar a agentes de la Policía Nacional, quienes se dirigieron al lugar de los hechos para detener al sujeto y devolver la tranquilidad a los testigos del suceso. El individuo en cuestión, M.S.M. ya no se encontraba tan próximo al recinto, aunque sí en una zona próxima, en la que fue localizado y arrestado, para posteriormente ser trasladado a dependencias de la Policía Nacional por un delito de amenazas con posesión de arma blanca.

También en la jornada del martes, pero a las cuatro de la tarde, una llamada alertó a los servicios de seguridad de la presencia de dos personas pescando en uno de los esteros de la salina de Santa Natalia, de propiedad y explotación privada. La Policía Nacional traslada un vehículo patrulla hasta la zona, en la que descubren que, efectivamente, dos individuos están desarrollando esta práctica por lo que ambos son detenidos. El primero de ellos, A.A.T., de 18 años de edad y el segundo, A.F.G., de 22.

Ya en la madrugada del martes al miércoles son cinco las detenciones practicadas por el grupo Lima del servicio de Seguridad Ciudadana de la Policía Local. La primera de ellas tuvo como consecuencia el arresto de D.M.M., de 28 años y la entrega de una papelina de cocaína. El operativo policial se puso en marcha en las calles San Marcos y Juan Van Halen cuando este individuo, acompañado de otro, preguntó a los agentes -que iban de paisano en un vehículo camuflado- un lugar donde poder comprar esta sustancia, tras lo cual uno de los policías se bajó del coche, los siguió, los observó realizando la adquisición y en el momento de su consumo, se identificó y procedió a sancionarlos. Es entonces cuando uno de ellos -el detenido- le agredió mediante una patada.

La segunda de las intervenciones de este grupo se produjo a las cinco de la madrugada, cuando son avisados desde la sala del 092 de un intento de robo en un quiosco de la calle Puerto de Palos. En el mencionado lugar se encontraron a tres individuos, uno vigilante y los otros dos, portando sendas barras de hierro, intentando forzar la baraja del establecimiento. En un principio, uno de ellos logró emprender la huida pero los otros dos, A.L.S., de 18 años, y un menor de 17 fueron trasladados a dependencias policiales. Posteriormente, el tercero también fue trasladado a la Comisaría, ya que uno de los policías conocía el domicilio de éste al ser un delincuente habitual.

Por último, los agentes de este grupo intervinieron en un establecimiento de hostelería de la avenida Almirante León Herrero. A su paso por esta zona, éstos apreciaron como un individuo lanzaba dos piedras de gran tamaño contra el local, aunque no causa la rotura del cristal. A continuación lo descubrieron intentando robar en una zona cercana en el interior de un vehículo Renault 21, tras lo cual procedieron a su detención y traslado a dependencias policiales. De nuevo la juventud vuelve a ser otro de los rasgos característicos en las actuaciones de estas dos jornadas, ya que este individuo contaba con apenas 18 años de edad.

28

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios