San Fernando

Detenido un marroquí en La Isla por presunto tráfico de inmigrantes

  • Una operación conjunta de Guardia Civil, Policía Nacional y Policía Local busca poner fin a una red que cobraba a magrebíes por viajar a Cádiz y facilitar su traslado a otras provincias

Coches de la Policía Local, Policía Nacional y Guardia Civil se apostaron ayer en la calle Rosario a primeras horas de la mañana. Coches de la Policía Local, Policía Nacional y Guardia Civil se apostaron ayer en la calle Rosario a primeras horas de la mañana.

Coches de la Policía Local, Policía Nacional y Guardia Civil se apostaron ayer en la calle Rosario a primeras horas de la mañana.

Comentarios 1

Guardia Civil, Policía Nacional y Policía Local de San Fernando llevaron a cabo en esta localidad una operación conjunta que concluyó con la detención de una persona por un presunto delito de tráfico ilegal de personas.

El dispositivo se llevó a cabo en la céntrica calle Rosario, donde a primera hora de esta mañana los agentes realizaban registros en un domicilio en buscas de pruebas. La presencia en la vía peatonal de varios vehículos de los tres cuerpos, e incluso del concejal de Seguridad junto a policías locales, hizo crecer la expectación entre los ciudadanos, entre los que se llegó a rumorear que nos encontrábamos ante una operación de trata de mujeres y que podían haber liberado a algunas chicas obligadas a prostituirse por un proxeneta.

Finalmente esto fue desmentido y en el interior de la vivienda en cuestión sólo había dos personas. Los agentes detuvieron al propietario de la misma, quien a su vez es propietario de varios bazares en San Fernando. La otra persona fue puesta en libertad.

El detenido, de origen magrebí, supuestamente habría llevado a cabo un tráfico ilegal de inmigrantes, a los que cobraría una cantidad económica por introducirlos en España a través de las pateras que llegan a nuestras costas desde Marruecos y darles salida posteriormente a otras provincias o hacia otros países de la Unión Europea.

Durante las últimas semanas los agentes han vigilado de cerca al detenido, al que consideran el líder de una organización que se estaba enriqueciendo gracias a la inmigración ilegal.

La Guardia Civil, que lleva el grueso de las pesquisas, también investiga un supuesto tráfico de hachís pero en los registros no ha encontrado ni inmigrantes ni droga aunque sí abundante documentación para continuar la investigación.

La avalancha de pateras que está llegando a las costas gaditanas ha provocado grandes quebraderos de cabeza al Estado, que se decidió por instaurar un mando único que coordinara las operaciones, al igual que ya se hizo hace algunos años con la denominada crisis de los Cayucos, cuando fue Canarias quien sufrió la llegada masiva de migrantes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios