San Fernando

Denuncia a Bahía Sur tras un accidente en el ascensor

  • El techo del elevador se desprendió y golpeó en la cabeza a Sonia Vila, que iba acompañada de su familia 

  • El SAS le reclama el coste de la atención médica y del transporte en ambulancia hasta el hospital de San Carlos

  • El centro comercial asume lo ocurrido y asegura que se hará cargo de todo 

Sonia y Alejandro, la pareja que sufrió el accidente en el ascensor de Bahía Sur cuando iban con sus dos hijos menores. Sonia y Alejandro, la pareja que sufrió el accidente en el ascensor de Bahía Sur cuando iban con sus dos hijos menores.

Sonia y Alejandro, la pareja que sufrió el accidente en el ascensor de Bahía Sur cuando iban con sus dos hijos menores. / Román Ríos (San Fernando)

Fue el pasado 27 de julio. Acababan una mañana de compras con sus dos hijos -de seis y tres años- en el centro comercial Bahía Sur y se disponían a coger el coche, que tenían aparcado en la planta superior. Pero nada más subirse al ascensor, éste dio una brusca sacudida y el techo se desprendió golpeando en la cabeza a Sonia Vila antes de que su pareja, Alejandro Gómez, reaccionara aguantando con las manos la plancha metálica.

Cuando llegaron arriba y se abrieron las puertas pidieron ayuda a gritos y fueron auxiliados por un matrimonio que andaba cerca. Rápidamente se dio la alarma y acudió el personal de seguridad. Sonia, al encontrarse indispuesta acudió al baño y, al salir, se desmayó. Fue necesario llamar a la ambulancia, que la trasladó al hospital de San Carlos donde estuvo siete horas en observación para seguir su evolución hasta que le dieron el alta. Salió con collarín y el brazo en cabestrillo. En el parte de lesiones consta traumatismo craneal, traumatismo en el brazo izquierdo y cervicalgia. Estuvo de baja hasta principios de septiembre y aún sigue a la espera de rehabilitación. 

Ahora, el SAS les reclama el coste de la atención médica y del traslado en ambulancia ya que en un primer momento -denuncia la pareja- ningún seguro se ha querido hacer cargo de lo ocurrido, algo que no aciertan a comprender y que los ha dejado en una difícil situación durante todo el verano.  

Así que, después de dos meses lidiando con los seguros de los ascensores Thyssen y de Bahía Sur sin conseguir nada en claro, han terminado por interponer una denuncia penal contra el centro comercial.

Bahía Sur, sin embargo, afirma que asume lo ocurrido al tratarse de un accidente que sucedió en las galerías y que está dispuesto a hacerse cargo de todo, un compromiso que han trasladado a la abogada de la pareja con la intención de arreglar el asunto. En este sentido, ha pedido a su compañía aseguradora que revise el caso y, a lo largo de la última semana, ha habido contactos entre las partes y ciertos avances para solventar el problema y llegar a un posible acuerdo. Incluso han pedido a la abogada de la pareja accidentada que le trasladen una posible propuesta económica, sin embargo ésta les ha informado de que no puede hacerla aún al no haber recibido su clienta las sesiones de rehabilitación que le corresponden. 

Por otro lado, el plazo que la Consejería de Salud les dio expiraba y Sonia y Alejandro temían tener que hacer frente a los gastos del traslado en ambulancia y de la atención médica. Insisten también que, hasta el momento, no cuentan con nada en firme que les respalde. De ahí la decisión de denunciar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios