San Fernando

Janer necesita luz verde de Defensa, Costas, Medio Ambiente, Cultura, Comercio y Adif

  • Loaiza reclama "agilidad" a las administraciones implicadas en la tramitación urbanística para acortar los plazos de una obra decisiva

Janer se ha convertido en el gran proyecto de La Isla tras la reciente aprobación inicial del plan especial que se formalizó a través de la firma de un decreto de Alcaldía, suscrita a finales de la semana pasada.

La tramitación urbanística ha arrancado y llevará -seguro- varios meses de trabajo, pero el Ayuntamiento y el Consorcio gaditano de la Zona Franca quieren que se apuren los plazos y que se agilice todo lo posible la puesta en marcha de las obras, que podría darse a lo largo de 2014 si todo marcha según lo previsto.

Conscientes de que los siguientes pasos a dar no son nada sencillos y de que requieren del entendimiento entre varias administraciones -especialmente, entre el Ayuntamiento isleño, gobernado por el PP, y la Junta de Andalucía, en manos de PSOE e IU- el alcalde, José Loaiza, tras la aprobación inicial del plan especial, ha pedido al Gobierno andaluz sea sensible con la tramitación urbanística del Janer, que haga todo lo que esté en su mano para facilitar que el proyecto salga adelante y que agilice sus plazos para evitar que la actuación quede enquistada sin siquiera salir de los despachos oficiales.

El regidor trasladó esta petición al delegado del Gobierno andaluz en la provincia, Fernando López Gil, en el transcurso de un encuentro de trabajo que mantuvo la semana pasada, cuando apenas hacía unas horas que había firmado el plan especial para desarrollar el Janer.

Su solicitud tiene mucho que ver con los pasos que aguardan ahora al proyecto, que depende de la emisión de los informes sectoriales de varias administraciones, muchas de ellas andaluzas. Y teme -como ocurrió con la tramitación del nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU)- que la actuación entre en una laberíntica espiral administrativa de la que tarde varios años en salir. Por eso ha pedido esa atención especial al Janer, un proyecto que aspira a convertirse en el gran revulsivo que San Fernando precisa para salir a flote y empezar a generar actividad económica y puestos de trabajo.

La aspiración del Ayuntamiento es que la tramitación urbanística se solvente en unos pocos meses para proceder de inmediato a la licitación y adjudicación de las obras para la construcción del parque empresarial. Antes, no obstante, el plan especial tendrá que publicarse en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) y someterse a información pública como mínimo durante un mes. También se dará difusión pública al documento en el tablón de anuncios del Ayuntamiento y a través de medios de comunicación.

Paralelamente, se recabarán informes preceptivos de las administraciones sectoriales afectadas por el desarrollo del Janer, que son prácticamente todas. Y ahí está la complicación que reviste el siguiente paso a dar.

Janer, para su desarrollo, necesita autorización del Ministerio de Defensa, por la cercanía del acuartelamiento de Camposoto, y de la Demarcación de Costas en Andalucía-Atlántico, por afecciones por la proximidad del ámbito al dominio público marítimo-terrestre. También la Delegación Territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente tiene que dar luz verde a la actuación por las servidumbres que arrastra por su proximidad al dominio público y por lindar con el Parque Natural de la Bahía de Cádiz. Y la existencia de elementos patrimoniales protegidos -hay restos de una antigua batería catalogada como Bien e Interés Cultural (BIC)- requiere igualmente de un informe favorable de la Consejería de Cultura. Turismo y Comercio también tienen que validar el desarrollo previsto así como Adif, el ente Administrador de Infraestructuras Ferroviarias, dados los escasos metros que salvan el recinto de la vía férrea.

En teoría, todas estas administraciones disponen de un mes para emitir sus informes sectoriales sobre el plan especial. En la práctica se sabe que será más tiempo, aunque el Ayuntamiento quiere que se apuren los plazos el máximo posible. Según el Gobierno municipal, los planes especiales han sido ya remitidos a todas las administraciones implicadas.

La aprobación definitiva del plan especial corresponde al Pleno, salvo que se introduzcan modificaciones sustanciales en el documento a raíz de los informes sectoriales, lo que requeriría empezar de nuevo desde el principio y repetir el trámite de audiencia pública.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios