San Fernando

¡El Covid-19 no tiene memoria!

  • El coronavirus pasa factura al Alzheimer: cierra la Unidad de Memoria y Prevención del Deterioro Cognitivo un año después de su apertura 

Instalaciones de la Unidad de Memoria y Prevención del Deterioro Cognitivo. Instalaciones de la Unidad de Memoria y Prevención del Deterioro Cognitivo.

Instalaciones de la Unidad de Memoria y Prevención del Deterioro Cognitivo. / D.C. (San Fernando)

En marzo de 2019 se abría en San Fernando la Unidad de Memoria y Prevención del Deterioro Cognitivo, un servicio que AFA Vitae ponía a disposición de todos los mayores, y no tan mayores, que notaran cambios en su memoria y deseasen una evaluación específica y posterior intervención adaptada a sus "lagunas".

A lo largo de su año de vida se han hecho más de 35 evaluaciones, se ha intervenido directamente en más de 25 personas y se había convertido en un centro referente al que, tanto profesionales como particulares, acudían cuando el deterioro cognitivo empezaba a visitar a sus pacientes o directamente a sus vidas.

Pero, al igual que otros establecimientos, nuestro "gimnasio mental" tuvo que cerrar sus puertas con el estado de alarma. Los mayores que acudían a ejercitar sus funciones cognitivas, como población de riesgo vulnerable al Covid-19, han tenido que romper su rutina de estimulación y confinarse en sus domicilios.El efecto es devastador a todos los niveles. El avance del deterioro cognitivo y el incremento de alteraciones conductuales afectan a las personas usuarias. La ansiedad, la depresión, el estrés… En definitiva la sobrecarga, también son habituales en las personas cuidadoras. Y las consecuencias económicas también aparecen en todos los sectores, incluida AFA Vitae.

En estos tiempos es difícil para una ONG como la nuestra hacer frente a los gastos que genera tener cerrados los servicios (la Unidad de Memoria y el Centro de Día). El alquiler del local (donde no hemos llegado a un acuerdo para una moratoria del pago), los gastos corrientes, los gastos de personal… Todo suma y lo que no podemos es hacer un "boquete" insalvable en nuestra economía. Ayudas pocas hemos tenido para afrontar esta situación, la verdad.

"El Covid-19 no tiene memoria, no respeta a nadie y menos a las personas mayores"

Es una pena, pero el Covid-19 no tiene memoria, no respeta a nadie y menos a las personas mayores que se convierten en su mayor foco de atención. La situación actual hace que las consecuencias del virus ganen la batalla y nos obliga a tomar la decisión de cerrar las actividades definitivamente en la sede de la calle Santo Entierro 22. ¡Nunca podríamos haber escogido mejor el nombre de la calle! La diferencia, a lo que ocurre actualmente con los sepelios, es que a pesar del luto, AFA Vitae no se olvida de estos usuarios y sus familias y les estamos acompañando en estos duros momentos.

Seguro que cuando se estabilice esta nueva normalidad seremos capaces de reinventarnos y regresar con las actividades de sensibilización, evaluación e intervención que veníamos llevando a cabo en pro de una mayor calidad de vida para nuestros mayores.

Dicen que donde se pierde el interés también se pierde la memoria. AFA Vitae seguirá velando por todos aquellos en los que prima el olvido. Volveremos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios