San Fernando

La función del Corpus reduce el número de invitados oficiales para favorecer la asistencia de fieles

  • Se celebrará de un modo excepcional en la parroquia de San Francisco este domingo a las 11.00 horas 

La procesión del Corpus, en una imagen del año pasado. La procesión del Corpus, en una imagen del año pasado.

La procesión del Corpus, en una imagen del año pasado. / Román Ríos

Este año no hay procesión del Corpus pero sí función religiosa, que de un modo excepcional se celebrará el domingo 14 en la parroquia de San Francisco a las 11.00 horas. 

Para ello, y dada la situación provocada por la crisis sanitaria del coronavirus, se seguirán determinadas indicaciones que la Comisión Pro Corpus, que se encarga de organizar los actos en torno a esta festividad, acaba de dar a conocer. 

Entre estas medidas se incluye reducir el número de invitados oficiales a la función religiosa para favorecer también así la asistencia de los fieles que deseen participar. 

Aunque desde el lunes día 8 nuestra comunidad autónoma ha pasado a la fase 3 de la desescalada establecida por las autoridades competentes, siguen vigentes las normas y recomendaciones sanitarias para evitar la propagación del Covid-19, recuerda la comisión. Es por ello que, ante la reducción del aforo, se prevé la concurrencia de una somera representación institucional.

No obstante, para que la organización sea lo más correcta posible atendiendo a dichas recomendaciones, desde la Comisión Pro-Corpus se solicita a los fieles –a los que se les tendrá reservado lugares dentro del templo- que tengan en cuenta las siguientes indicaciones:

  • El acceso a la iglesia de San Francisco se realizará por la puerta principal del templo, sita en la calle Real, entre las 10.20 y las 10.40 horas, excepto las personas con movilidad reducida que lo harán por la calle Almirante Faustino Ruiz (Patio de San Francisco). 
  • Para evitar aglomeraciones en el atrio de la iglesia, se ruega encarecidamente atender a la señalización exterior y a las indicaciones de los organizadores, que estarán a la entrada del templo. En este punto, cada asistente será atendido y recibirá las últimas instrucciones sobre el lugar que debe ocupar en el interior. 
  • Nuevamente, se recuerda el deber de observar las prescripciones sanitarias vigentes. En especial, el uso de mascarilla durante toda la ceremonia; y, en caso de comulgar, guardar la distancia de seguridad social durante la administración de la Eucaristía, así como recibir la sagrada forma en la mano. 
  • Al finalizar la celebración, tras la bendición con el Santísimo desde el altar mayor, se debe abandonar el templo de forma ordenada, respetando la distancia social en todo momento. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios