DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

San Fernando

Coronavirus en San Fernando: Regresa la actividad a la séptima planta del hospital de San Carlos

  • No se han detectado nuevos contagios en las pruebas practicadas al personal 

El hospital de San Carlos, en una imagen de archivo. El hospital de San Carlos, en una imagen de archivo.

El hospital de San Carlos, en una imagen de archivo. / Rioja (San Fernando)

La actividad ha vuelto a la séptima planta del hospital de San Carlos, en San Fernando, después de que la semana pasada se viera obligada a cerrar tras detectarse un inesperado caso de coronavirus en una paciente que llevaba varios días ingresada y sin presentar síntomas. 

La medida obligó como medida de prevención a aislar a cerca de 40 profesionales sanitarios, todos los que de alguna manera habían mantenido contacto con esta paciente. Ninguno de ellos ha dado positivo tras practicarle las pruebas del coronavirus. Y la práctica totalidad se ha reincorporado ya a su puesto de trabajo. También se han descartado contagios por coronavirus en el resto de pacientes ingresados en el hospital isleño.

La planta, no obstante, no se ha abierto aún en su totalidad conforme a las necesidades asistenciales del centro. 

El cierre de la séptima planta -una de las tres del hospital de San Carlos que está en activo- se impuso la semana pasada tras dar positivo una paciente, una usuaria de la residencia de la Cruz Roja, que llevaba varios días ingresada en el hospital por patologías ajenas al coronavirus.

La mujer, aunque había sido una de las afectadas por el Covid-19 en este centro de mayores de San Fernando, había dado por dos veces negativo en la PCR, si bien justo antes de darle el alta -inesperadamente- volvió a dar positivo por el Covid-19. 

Eso obligo a este centro sanitario, que el SAS quería mantener como hospital libre de coronavirus, a perder momentáneamente 22 camas, entre las que se incluye el ala de la séptima planta que se venía utilizando para los pacientes que acudían al centro y que presentaban indicios de ser posibles casos de Covid-19, que permanecían aislados hasta que el resultado de las pruebas confirmaba que se trataba de positivos. 

No obstante, a pesar de que se acordó el cierre de la planta y el aislamiento de los profesionales, se advirtió de que según el análisis microbiológico los restos virales del Covid-19 detectados en la paciente eran mínimos, por lo que su capacidad de contagio es muy baja o nula.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios