DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

San Fernando

Coronavirus en San Fernando: Aumentan las incidencias por atascos en la red de saneamiento

  • El confinamiento ha llevado a una mayor retirada de residuos sólidos, aunque no guantes y mascarillas, de las conducciones

Un operario en un conducto de la red de saneamiento de San Fernando para su limpieza. Un operario en un conducto de la red de saneamiento de San Fernando para su limpieza.

Un operario en un conducto de la red de saneamiento de San Fernando para su limpieza.

Toallistas, bastoncillos, papeles, tampones y pañales siguen siendo arrojados por los desagües de los hogares de San Fernando. Las incidencias por atascos atendidas por Hidralia confirman esta tendencia poco sostenible. Al menos, no se han registrado incidencias en las redes por la presencia de mascarillas y guantes usados como protección contra el coronavirus, los residuos sobre los que muchos ciudadanos han llamado la atención por la falta de civismo al aparecer tirados en plena calle, y que en otras ciudades sí han provocado atascos en los conductos de la red de saneamiento.

A pesar de que no haya detectado que se hayan desechado por inodoros, lavabos o fregaderos, la empresa responsable de Agua y Alcantarillado sí recoge entre sus recomendaciones, junto a las peticiones para que el material no biodegradable no se tire por los desagües, la forma correcta de deshacerse de mascarillas y guantes, como dejarlos en la basura sin ninguna otra medida en el caso de personas sin coronavirus. Las precauciones deben aumentar en caso de su uso por contagiados, de tal manera de que se metan en una bolsa de plástico y después en una segunda bolsa en un cubo diferente a la basura normal.

Rejilla del alcantarilla con acumulación de toallitas. Rejilla del alcantarilla con acumulación de toallitas.

Rejilla del alcantarilla con acumulación de toallitas. / Hidralia

El confinamiento por el estado de alarma del coronavirus ha llevado eso sí un incremento de las actuaciones para resolver atascos. Es decir, toallitas y otros residuos sólidos han obstruido el sistema de saneamiento por una estancia mayor en el hogar de las familias, llevando a un mal funcionamiento del servicio pero también abundando en el daño al medio ambiente.

Estas incidencias se han respondido con normalidad, con el servicio funcionando a pleno rendimiento. En estos últimos días, por ejemplo, se han atendido más de 12 avisos por las lluvias de esta semana y por atascos. A esa labor se suma las revisiones realizadas en las estaciones de bombeo y la limpieza correctiva de las rejillas de desbaste. Esas tareas de mantenimiento y comprobación también han aumentado los desechos retirados de la red de saneamiento, en buena medida toallitas pero no guantes y mascarillas.

Hay que recordar que el año pasado llegaron a retirarse más de 200 toneladas de residuos sólidos. Al año suelen desarrollarse unas 300 intervenciones en la red de saneamiento y en las estaciones de bombeo, donde los desechos bloquean las bombas de impulsión, con un coste de 300.000 euros.

El estado de alarma tampoco ha alterado el servicio de Agua, si bien parte del personal se encuentra en teletrabajo, mientras siguen operativos responsables, técnicos y operarios en la calle que funcionan en equipos independientes, por turnos, para evitar contagios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios