San Fernando

Cerco cofrade a la procesión 'laica'

  • El Consejo emplaza a las hermandades y a los cofrades a no colaborar ni participar con la procesión "civil" que organiza la A.VV Patrona del Mar

Un momento del pregón de Manoli de los Santos que ayer anunció la procesión de la A.VV Patrona del Mar. Un momento del pregón de Manoli de los Santos que ayer anunció la procesión de la A.VV Patrona del Mar.

Un momento del pregón de Manoli de los Santos que ayer anunció la procesión de la A.VV Patrona del Mar. / d.c.

La procesión laica organizada para el próximo 12 de octubre por la asociación de vecinos Patrona del Mar, entidad que guarda además una estrecha relación con uno de los círculos de Podemos que existe en la ciudad, ha desatado una contundente reacción por parte de la Iglesia diocesana y el Consejo de Hermandades y Cofradías, que están dispuestos a poner freno a este tipo de manifestaciones que hacen uso del lenguaje y de las maneras propias de la religiosidad popular pero sin guardar vínculo alguno con el culto eclesial.

No es la primera vez que en La Isla se da un caso similar. De hecho, lleva ya varios años pasando con la procesión del Cristo de La Almadraba, que en la tarde del Viernes de Dolores recorre las calles de la barriada del Buen Pastor. Pero ahora la respuesta ha sido más dura.

En un comunicado remitido ayer tarde -el mismo día en el que la asociación de vecinos presentaba en las instalaciones municipales del Centro de Congresos el cartel anunciador de la salida y anunciaba los actos de la próxima semana con un pregón de Manoli de los Santos- desde el Consejo, con el "apoyo expreso" del Arciprestazgo de San Fernando y siguiendo las directrices del Secretariado Diocesano para Hermandades y Cofradías, se instaba "explícitamente" a la "no participación" de los cofrades de la ciudad en este tipo de actos al tiempo que se reiteraba que la procesión "civil" del próximo 12 de octubre no tiene relación alguna ni con la Iglesia ni con sus hermandades y cofradías.

También se ha pedido a las hermandades y cofradías que nieguen en todos los sentidos posibles su colaboración con "estas manifestaciones alejadas del sentido de la Iglesia" aludiendo al posible préstamo de enseres, ropajes o insignias que hubiese sido solicitado por parte de esta entidad, como suele ser habitual en este tipo de situaciones.

De hecho, las juntas de gobierno tienen órdenes precisas de no colaborar en absolutamente nada con estas procesiones. Incluso corren el peligro de ser severamente sancionadas por el Obispado. "Los elementos y signos religiosos usados no son objetos meramente decorativos o artísticos, sino que deben tener una correspondencia directa con la fe del cristiano", recuerda el comunicado del Consejo, que en gran medida se dirige a las hermandades y a las cofradías.

"Toda procesión o culto externo debe corresponderse o ligarse a una manifestación pública de fe que brota de la creencia de los cristianos regulada por las asociaciones públicas o privadas de fieles, debidamente regladas por el derecho canónico y con el reconocimeinto y la aprobación de la Iglesia, como testimonio de fe y compromiso de vida cristiana", expone el Consejo. "Las imágenes bendecidas son veneradas y reciben cultos en los templos como ayuda a los fieles para crecer y profundizar en los misterios de Jesucristo, su bendita madre la Virgen María o bien la vida de los santos".

De hecho, la talla de la Virgen del Carmen que tiene esta asociación de vecinos se expone en la sede vecinal como si de una capilla se tratara a la que acude la gente del barrio a rezar.

Por su parte, a la entidad que promueve esta procesión laica esta reacción no le ha afectado lo más mínimo. Ayer mismo desde la junta directiva se reiteraba expresamente que nunca han tenido intención alguna de vincular estas manifestaciones con la Iglesia. Es más, rechazan con la misma contundencia cualquier posible relación en este sentido y recuerdan que la asociación es totalmente libre de organizar los actos que considere oportunos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios