San Fernando

De Bernardo: "Sería una cobardía renunciar a mi acta de concejal"

  • El PA asume su nuevo papel en la oposición y confirma que no habrá pacto de gobierno con el PP · "No apoyaremos en la investidura ni a Loaiza (PP) ni a López Gil (PSOE)", manifestó el regidor saliente

El Partido Andalucista confirmó ayer, tras la reunión de su comité local, que no habrá pacto de gobierno con los populares y que ninguno de los tres concejales electos -Manuel María de Bernardo, Manuel Prado y María Jesús Ortega Belizón- renunciará a su acta de concejal antes del pleno de constitución de la nueva Corporación Municipal que se celebrará mañana -a las once de la mañana- en el Real Teatro de las Cortes.

El PA, tras 22 años consecutivos en la Alcaldía, se quedará definitivamente en la oposición una vez descartado por completo un posible acuerdo con el PP para compartir las responsabilidades del nuevo gobierno. La posible reedición del Bipartito de 2007, de la que tanto se ha hablado durante la campaña electoral y que incluso parecía la opción más viable tras los resultados electorales, ha sido finalmente desechada. Al menos, de momento, en los primeros compases del nuevo mandato que José Loaiza quiere emprender en minoría, con los diez concejales del PP y buscando acuerdos puntuales con otros grupos para sacar adelante temas de gestión.

"Nuestro posicionamiento está claro. En el pleno de investidura nos votaremos a nosotros mismos o nos abstendremos, pero no daremos nuestro apoyo ni a José Loaiza (PP) ni a Fernando López Gil (PSOE)", explicó ayer Manuel de Bernardo, cabeza de lista de la formación nacionalista, alcalde saliente y primer secretario del comité local del PA.

De Bernardo, de mismo modo, rompió el silencio que ha mantenido durante las últimas semanas para confirmar su decisión de mantener su acta de concejal. Su renuncia -tras el estrepitoso fracaso electoral de los andalucistas en la jornada del 22-M- ha sido una de las posibilidades que se ha planteado en estos días al hablar de la regeneración que el PA isleño tendrá que afrontar para recuperar la confianza que ha perdido en un electorado que, hasta ahora, les había sido fiel.

La salida de De Bernardo -también la de Prado o María Jesús Ortega- hubiese permitido la entrada en el Ayuntamiento de Francisco Romero, la persona que hasta ahora ha sido su mano derecha y que se postula como el sucesor natural al frente de la formación nacionalista de cara al futuro. Pero, de momento, no habrá movimiento ni renovación, como ayer tarde confirmó el comité local del PA.

"Entiendo que renunciar a mi acta de concejal sería una muestra de cobardía", declaró a este periódico De Bernardo. "Hay que estar a las duras y a las maduras y como cabeza de lista y primer secretario del partido voy a liderar desde la oposición este proceso en el que se encuentra el PA tras unos resultados electorales que han sido claramente adversos".

De Bernardo, tras seis años como alcalde, pasará a sentarse mañana en la bancada de la oposición, desde donde dirigirá la nueva estrategia de la formación andalucista, posiblemente como portavoz, aunque este extremo aún no ha sido decidido por el partido. Con todo, mañana, en el pleno de investidura del nuevo regidor, se encargará de pronunciar el discurso que corresponde a su grupo como cabeza de lista ya que Manuel Prado formará parte de la mesa de edad como edil de mayor edad.

El PA, no obstante, sigue estando en una posición clave para garantizar la estabilidad del gobierno en minoría de José Loaiza, al que una moción de censura podría quitarle la Alcaldía de las manos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios