San Fernando

El juvenil del Balonmano San Fernando no logra el ascenso a la primera andaluza

  • El conjunto de Pablo de la Torre paga en exceso la falta de rodaje durante la temporada y pierde sus dos encuentros

El equipo juvenil del Club Balonmano San Fernando Zona Franca se desplazó hasta tierras malagueñas para disputar, en el Pabellón Antiguo Carranque de Málaga, la fase de ascenso a la Primera División Juvenil Andaluza.

El equipo isleño estaba encuadrado en el grupo B junto al equipo anfitrión, el Balonmano Puertosol de Málaga y el Balonmano Dos Hermanas de Sevilla.

El sistema de competición era de liguilla y el vencedor del grupo disputaría el sector final para ascender o promocionar. De esta forma, el equipo isleño debutaba en esta fase de ascenso ante el equipo anfitrión, el Puertosol, verdadero favorito para conseguir el ascenso de categoría.

El equipo de Pablo de la Torre comenzó muy centrado el encuentro e, incluso, en los primeros minutos del mismo se puso por delante en el marcador, aunque una tremenda pájara traducida en un parcial de 0 a 8 para los malagueños rompió con las ilusiones del cuadro rojillo que, a pesar de ello, llegó al descanso del choque con solamente cuatro goles de desventaja (10-14).

Durante los primeros minutos del segundo tiempo, los isleños continuaron manteniendo esta diferencia en el marcador, pero un nuevo bajón en el juego hizo que los malagueños se marchasen definitivamente en el electrónico hasta endosar al cuadro de La Isla el resultado de 21 a 32 con el que terminó el primer partido de esta fase de ascenso.

Sin apenas tiempo para descansar, el Balonmano San Fernando Zona Franca juvenil se medía al equipo sevillano de Dos Hermanas en el mismo escenario.

Los de La Isla se enfrentaron a un rival muy complicado y difícil, con una envergadura física mucho más poderosa de la que poseen los isleños. Los inicios del partido fueron dubitativos y el equipo nazareno tomó, rápidamente, el mando del encuentro, dominando tanto en el juego como en el marcador. Pronto, los isleños ya tenían una desventaja de cuatro o cinco goles y tras el empuje de los primeros compases del encuentro, los de La Torre se fueron metiendo en el partido que finalizó en su primera mitad con el resultado de 18 a 12.

En la segunda mitad, los isleños salieron mucho más centrados, pero se encontraron con un muro infranqueable, el meta nazareno que se convirtió en una auténtica pesadilla para los atacantes rojillos. El desgaste físico pasó factura y, en los últimos minutos del encuentro, los sevillanos se marcharon en el marcador para conseguir una victoria por el resultado final de 38 a 25.

No cabe la menor duda que los isleños han pagado, de forma excesiva, la falta de competición esta temporada ya que los rojillos solamente han jugado seis partidos en la temporada regular y a la hora de enfrentarse a otros rivales superiores es un handicap.

La expedición isleña que se desplazó hasta tierras malagueñas para disputar la fase de ascenso estuvo formada por Jesús Gálvez, Miguel Grao, Fran Tamayo, Sergio Usero, Víctor Núñez, Álex Gómez, Carlos Barón, Jesús Cornejo, Sergio Rosete, Nacho Cejas, Sergio Sánchez, Víctor Peralta y José Toledo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios