San Fernando

El Ayuntamiento tramita el montaje de la playa rodeado de incógnitas

  • El contrato se licitó ayer, en medio de la incertidumbre causada por los efectos del temporal

  • "Los daños no permiten garantizar el funcionamiento de los servicios", advierte Fran Romero

Paradójicamente, el Ayuntamiento licitó ayer -en medio de la incertidumbre ocasionada por los efectos devastadores del temporal- el montaje de infraestructuras y servicios de la playa de Camposoto de cara a la temporada de verano. El contrato inicia su tramitación administrativa rodeado de incógnitas dado el estado en el que ha quedado la costa y, evidentemente, a expensas de la intervención que se espera que se lleve a cabo para propiciar su regeneración antes de que comience el verano.

El responsable municipal de este área, el andalucista Fran Romero, lo reconocía ayer al referirse a esta licitación que el gobierno municipal tenía programada desde semanas atrás, antes evidentemente de que arreciara la borrasca Emma. La playa de Camposoto ha cambiado su aspecto con el temporal de los últimos días. Y eso condiciona los planes. El contrato que ayer salió a licitación se planteaba ante una situación de normalidad -incluso contemplaba la apertura de servicios mínimos durante la Semana Santa, aunque en realidad, a menos de 20 días, no hubiese dado tiempo- pero ahora la realidad de la playa es otra radicalmente distinta. Y eso puede llevar a replantearse seriamente algunas cuestiones del montaje 'tradicional' que habrá que estudiar conforme se evalúa el estado en el que ha quedado definitivamente Camposoto. Y todo, claro está, depende también de esa pretendida intervención de Costas, del alcance que tendrá, de su envergadura y de los tiempos que se manejan al respecto. Porque el tiempo, iniciado ya el mes de marzo, apremia. De ahí que Romero insistiera en la necesidad de una intervención "contundente y rápida" por parte de Costas para recuperar la normalidad en las playas del litoral gaditano y, especialmente, en la playa natural de Camposoto.

Se ha perdido el sistema de saneamiento y el de abastecimiento de agua

A falta aún de un informe técnico definitivo de la playa, que se completará a finales de semana dado que los pronósticos de mal tiempo continúan para los próximos días, las primeras valoraciones realizadas por los técnicos de Desarrollo Sostenible advierten de que los daños ocasionados por el temporal "no permiten garantizar el funcionamiento de los servicios", según afirmó Romero. Se trata, principalmente, de la pérdida del sistema de saneamiento, del abastecimiento de agua potable y del alumbrado y, en menor medida, de señales de tráfico, cartelería o de los dispositivos para la ubicación de contenedores. Hay además -enumeró el delegado de Desarrollo Sostenible haciéndose eco del primer balance realizado por los técnicos- daños en todos los accesos de la playa. "Los efectos de las mareas han provocado la destrucción de las pasarelas fijas y de las pasarelas de madera, así como el aterramiento de las mismas en diversas localizaciones, anulando y comprometiendo la accesibilidad y la seguridad en la playa".

Pero lo más preocupante es que el temporal ha alterado el perfil de la playa al perderse también una significativa cantidad de arena, lo que a su vez ha provocado el afloramiento de zonas de fango "y con ello la pérdida de las características de la playa". En las circunstancias actuales, esa pérdida de arena -advirtió el edil- impediría la localización de algunos servicios de playa, especialmente de los chiringuitos".

De ahí las numerosas dudas que necesariamente se plantean ante la licitación del montaje de la playa. El contrato, por cierto, inicia estos trámites con un presupuesto que alcanza los 173.974,63 euros (una cantidad similar a la del año pasado). Las empresas interesadas disponen para presentar sus ofertas hasta el próximo día 20, si bien cuentan con un mes a partir de la formalización del contrato para afrontar los trabajos de instalación. Entre las novedades se contempla la apertura -imposible ya- para Semana Santa y de una "temporada baja" que incluiría los fines de semana previos al 1 de junio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios