San Fernando

Atrévete y los descubrirás

  • Upace se suma a 'Atrévete a conocerle' con un flashmob, la lectura de un manifiesto y unos encuentros entre usuarios y personalidades de la ciudad

Atrévete a conocerle. Atrévete a ponerte ante alguien distinto y mantener una conversación. Aprenderás muchas cosas sobre ellos, incluso sobre la vida. Te abrirán los ojos sobre los prejuicios que sufren y aquello que más les molesta. El colectivo de personas con parálisis cerebral enfrenta a la sociedad para demandar un trato igualitario. Ayer algunos de los usuarios de Upace San Fernando invitaron a varias personalidades de la ciudad a tomar un café con ellos, la excusa perfecta para lanzar su mensaje, el de la campaña auspiciada por la confereración Aspace, por el Día Mundial de la Parálisis Cerebral.

"Hemos llamado a gente que han colaborado previamente con nosotros para estos encuentros, para no asaltar tampoco a la gente que pasara por aquí", explica Raul López, monitor de la Unión de Parálisis Cerebral de San Fernando. Antonio Mota, Pepa Peña, Juan Antonio Sirviente, 'El Churre' del bar El Naca, Lolo Picardo de la Venta de Vargas, agentes de policía o políticos formaban parte de ese grupo de personas de la ciudad que colaboraron en una experiencia con la que mostrar las pautas para hablar con estas personas. "Hay que ser más paciente, escuchar hasta el final, dejarlos que hablen y opinen y quitarse la venda sobre sus limitaciones, dejar de pensar que no tienen tema de conversación o dejar de tratarlos como 'pobrecitos", defendía este trabajador de la entidad isleña.

El anuncio grabado para la campaña de conversaciones espontáneas entre personas con parálisis cerebral y ciudadanos de a pie refleja estas cuestiones que expone López. "Lo que más me molesta es que me traten como a una niña", asegura una de las participantes en el anuncio. "Me hablan de forma infantil, protectora, y eso me molesta", insiste en esa línea otro, que advierte de que algunas veces al hablar con otra persona le cortan la frase para acabarla por él. "No acabéis mis frases", reclama otra persona con parálisis cerebral. Estas personas se encuentran en la situación de que suelen dirigirse a sus acompañantes. "Los camareros preguntan a mi acompañante qué quiero comer", lamenta uno de ellos. Una situación curiosa la explica otra de las participantes que cuenta que al subir al transporte público cuando va al trabajo suelen apoyarse en su silla de ruedas. "Como si fuera un perchero", suelta, para dejar claro que la silla es una extensión de ella. "Espera que pida ayuda cuando me esté quitando el abrigo y no intentes quitármelo antes", sostiene un chico en el vídeo. Son, en definitiva, comportamientos que no extrañan pero que denotan ese desconocimiento a la hora de tratar con personas diferetentes. "Lo que más me gusta es cuando empatizan. Cuando hablamos y se sientan o se ponen en cuclillas, porque a veces me duele el cuello", matiza.

La campaña pretende movilizar las conciencias de los ciudadanos en la lucha del colectivo por la participación y la integración en la sociedad. A ello hacía referencia el manifiesto que leyeron políticos y usuarios de Upace en la cita convocada por la entidad en la plaza de la Iglesia. El texto recordaba la convención de la ONU sobre los derechos de las personas con discapacidad. "Dispone que los estados firmantes reconocen el derecho de todas las personas con discapacidad a vivir en comunidad, con las mismas oportunidades y en igualdad de condiciones", leía la alcaldesa, Patricia Cavada. Le seguía el primer teniente de alcaldesa, Fran Romero, para recalcar que estas personas no deben ser objeto de políticas caritativas o asistenciales sino "sujetos de derechos humanos". Jaime Armario, concejal de Inclusión y Política Social, proseguía para destacar que el colectivo, profesionales y familiares piden avances significativos en esos derechos. Varios usuarios de Upace, con la ayuda de comunicadores con salida de voz en algunos casos, plantearon esas demandas, como el reconocimiento de la diversidad y de las necesidades diferenciadas, con respuestas adecuadas a cada persona; o el acceso a residencias, servicios y apoyo en casa, para que casa personas pueda desarrollar el proyecto vital que desee.

Previamente a la lectura habían sido los encuentros-café y los ensayos para el flashmob que cerró con bis incluido el evento. Familiares, profesionales, ciudadanos de a pie y políticos se animaron a participar de una coreografía en la que los protagonistas eran las personas con parálisis cerebral. Contigo, me pasaría el día contigo, sonaba la canción mientras los bailarines señalaban a los usuarios de Upace.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios