San Fernando

Arranca el montaje de la playa a la espera de la arena y de las obras de emergencia

  • La playa tardará todavía varias semanas en estar a punto

  • Esta semana ha comenzado la instalación del mobiliario playero, que dado el estado de Camposoto avanza muy lentamente

La instalación de duchas, aseos, fuentes, módulos, chiringuitos, torretas de vigilancia y demás mobiliario playero en Camposoto ha dado comienzo esta semana. Al fin. Aunque los trabajos están adjudicados desde el pasado mes de abril, el inicio de estas obras que cada año se suelen llevar a cabo en mayo -y que ni siquiera entonces, en condiciones normales, consiguen escapar a las habituales críticas de aquellos que demandan una puesta en funcionamiento de los servicios más temprana y cercana a la Semana Santa- se ha hecho de rogar.

Y no solo ha sido por el estado en el que ha quedado la playa tras la sucesión de temporales que se encadenaron el pasado mes de marzo, aunque ésta, claro está, ha sido la razón de mayor peso y la que ha desencadenado todo. En el retraso del montaje hasta bien entrado el mes de junio confluyen varios factores: los primeros trabajos que ha acometido Costas para afrontar la regeneración del litoral, que se han centrado en la reconstrucción de las pasarelas de acceso (todavía sin terminar); el comienzo de las obras para la construcción de una pasarela peatonal sobre el caño de la playa, que forma parte del gran proyecto de remodelación de los accesos que pretende el Ayuntamiento; y, sobre todo, de los trabajos de emergencia que desde el Área municipal de Desarrollo Sostenible se quieren desarrollar desde el pasado mes de abril, pero que todavía aguardan los trámites administrativos para su licitación y adjudicación.

Los trabajos son más complicados a partir del acceso 4, que es la zona más castigada

En teoría, estos últimos trabajos se iban a llevar a cabo de acuerdo con el montaje del equipamiento playero -adjudicado a la empresa Rhodas Albañilería SL por 110.026,38 euros- al contemplar cuestiones esenciales que atañen a los servicios, como la reposición de canalizaciones y redes de suministro que los temporales había arrancado de cuajo. Pero finalmente, y dada la lentitud de los trámites administrativos para dar salida a la actuación, se ha optado por dar comienzo al montaje para avanzar todo lo que se pueda mientras no se adjudican estas obras de emergencia en vistas de las fechas a las que se ha llegado y de las carencias que todavía arrastra Camposoto.

La semana pasada se retiró la valla que se colocó tras la Semana Santa y que impedía el acceso a los vehículos. Y el martes comenzaron los primeros trabajos para el montaje del equipamiento playero.

Los fines de semana de la pretemporada -que otros años han registrado una notable afluencia de visitas a la playa- han conseguido por ahora escapar de las críticas ciudadanas porque las temperaturas han sido bastante frescas y han evitado esa imagen de Camposoto lleno de gente llegadas estas fechas que en otras ocasiones ha sido habitual.

En todo caso, el montaje de la playa este año está lleno de excepcionalidades. Y marcha mucho más lento de lo acostumbrado, qué duda cabe. El estado del litoral obliga a ello. Especialmente en la zona más castigada, que es la que se extiende desde el acceso 4 hasta el final de la carretera. Allí, la playa se encuentra en peores condiciones. Y antes de empezar a instalar los módulos de aseos y duchas se ha tenido que adecuar la zona en la que habitualmente se asientan estas estructuras y se está empezando a reconstruir las canalizaciones porque estaban destruidas o llenas de arena. Así que el montaje tardará. Y es previsible que los trabajos se prolonguen durante lo que queda de junio para enlazar con la reposición de arena que se llevará a cabo entre los días 4 y 13 de julio. Hay que tener en cuenta además que sigue pendiente otra obra: la adecuación del acceso 5 estrellas para personas con movilidad reducida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios