La salud es lo que importa

Dr. Bartolomé Beltrán

La vida corre por tus venas

HA tenido lugar en el emblemático Hospital de la Santa Creu i Sant Pau la presentación de la Campaña 'La vida corre por tus venas ¡cuídalas!'. Seguimos tratando las varices con métodos de resección, térmicos o químicos para conseguir la obliteración de las venas pero no podemos aplicar ninguna terapéutica curativa. Las trombosis venosas reciben el mismo tratamiento desde hace décadas, la descoagulación y, aunque las pautas actuales son más eficaces y seguras, no actúan sobre la causa sino sobre su progresión.

La crisis y consiguientes recortes en investigación y el reparto desigual de los recursos son los responsables de que los avances científicos en enfermedades venosas no hayan tenido una progresión suficiente para conocer las causas y poder influir en su aparición. De eso han dado buena cuenta los doctores Escudero, Presidente de la Asociación Cuida Tus Venas, Vicente Ibáñez, J. Antoni Gutiérrez, J.M. Soria y Albert Salazar. El grupo de Investigación de sobre Enfermedades Complejas, dirigido por José Manuel Soria, trabaja en la identificación de los factores genéticos que causan las principales enfermedades venosas, en especial la trombosis y las varices (Insuficiencia Venosa Crónica). El grupo está constituido por un equipo de biólogos, bioquímicos y bioinformáticas que colaboran estrechamente con hematólogos, vasculares y oncólogos para abordar de una forma integral el diagnóstico, prevención y tratamiento de estas enfermedades. Las cifras de la trombosis son alarmantes. Se trata de un problema de salud pública, ya que afecta anualmente a 1-2 personas por cada 1.000 habitantes, con una mortalidad del 12,6% de los pacientes en el primer año. Además, entre el 25 y el 50% de los sobrevivientes a una trombosis, desarrolla molestias crónicas de las piernas que reducen severamente su movilidad. La trombosis tiene tratamiento: la terapia anticoagulante. Pero de los pacientes que han sufrido una trombosis, hasta el 6 por ciento anualmente sufrirán un nuevo evento trombótico (trombosis recurrente) una vez finalizado dicho tratamiento. "Identificar las causas de enfermedades como la trombosis podría ayudarnos no sólo a mejorar la calidad de vida de los pacientes que la sufren, sino también a prevenirla y reducir sustancialmente la mortalidad de una enfermedad que, hoy por hoy, es la principal causa prevenible de mortalidad en pacientes hospitalizados por cualquier otra patología, la primera causa de muerte en pacientes oncológicos tratados con quimioterapia y en mujeres embarazadas", señala el Dr. Soria.

Finalmente, cabe destacar que las varices son la patología vascular más frecuente, aunque se desconoce su prevalencia real. Provoca una alta incidencia de bajas laborales y de disminución de la calidad de vida. No es un mero problema estético, sino que tiene una alta relevancia clínica y una estrecha asociación con la trombosis venosa profunda.

Las varices se heredan en el 97% de los casos aunque seguimos sin conocer qué genes están implicados. Con esta base genética, el esfuerzo investigador es imprescindible para actuar sobre esta patología. Seguro.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios