Salud

Los peces de río presentan altas acumulaciones de insecticidas contaminantes

Comentarios 1

El uso de los insecticidas piretroides es algo corriente. Se utiliza para evitar plagas en agricultura y plantas de jardín, animales domésticos y en el ámbito doméstico (antimosquitos, antipiojos, etc.). Un estudio recientes considera que la exposición de los peces a este contaminante puede conllevar efectos tóxicos como la acumulación de lípidos en el hígado, problemas cardíacos y de crecimiento. En seres humanos, los efectos no están claros, aunque se sabe que tienen efectos neurológicos y carcinógenos.

El estudio, publicado en Environment International, ha permitido analizar 42 ejemplares de peces (bagres, barbos, truchas, carpas y gobios) capturados a lo largo de cuatro ríos (Llobregat, Ebro, Júcar y Guadalquivir). Es la primera vez que se detectan piretroides en peces de río.

"El resultado más sorprendente es que todas las muestras presentan concentraciones detectables de piretroides", apunta Ethel Eljarrat, investigadora del Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua y autora principal del trabajo. "Sorprende porque los piretroides no están considerados contaminantes persistentes y porque ningún otro contaminante se ha hallado hasta ahora en el 100% de las muestras", añade. Los científicos hallaron en los mismos ejemplares otros contaminantes, y sólo algunos estaban en casi todas las muestras, como los retardantes de llama PBDEs o los decloranos.

"Ignoramos sus efectos tóxicos con estas concentraciones, porque no se han realizado suficientes estudios", señalan. Pese a que no hay estudios que hayan limitado su uso por razones de salud pública, algunos trabajos han subrayado su efecto sobre el sistema nervioso y sus rol carcinógeno. La cantidad promedio que absorbe diariamente una persona adulta es de 70 kilogramos de peso se estima en aproximadamente 3.2 microgramos al día.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios