La salud es lo que importa

Niños hiperactivos

Este trastorno persiste en la vida adulta y en un 90% los casos no están diagnosticados 

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) fue descrito por primera vez en 1902 por el pediatra inglés George Still. Es uno de los problemas psiquiátricos más frecuentes en la infancia y afecta a cerca de un 6 por ciento de los niños tanto en España como en todo el mundo. Me comenta el Dr. Hilario Blasco, psiquiatra en el Hospital Puerta de Hierro de Majadahonda en Madrid, que aunque el TDAH se diagnostica y trata desde hace muchos años, sus causas siguen siendo una incógnita. “La realidad de los números es que está infradiagnosticado y sobre todo en los adultos, en los que más del 90 por ciento no están correctamente diagnosticados ni tratados”.

El TDAH es un trastorno del neurodesarrollo que puede continuar a lo largo de la vida, pero la frecuencia máxima se encuentra en la infancia y la adolescencia, alrededor de los siete años.

El Dr. Blasco a través de su nuevo libro Jaque Mate al TDAH, quiere lanzar un mensaje de esperanza: “Hay que hacer las cosas bien, diagnosticar, medicar, hacer psicoterapia… Las potencialidades del ajedrez como herramienta son excelentes. Te permite además integrar otras asignaturas como las propias matemáticas o la historia. Con los niños con TDAH conseguimos muchas mejoras cognitivas. Se trata de adaptarlo al niño”.

Los principales síntomas de este trastorno son un aumento de la actividad física, impulsividad y dificultad para mantener la atención en una misma actividad durante un tiempo continuado. “Síntomas que provocan alteraciones en el aprendizaje y en el comportamiento del niño, además de una falta de autoestima e incluso depresión y ansiedad”, destaca el experto.

En cuanto a la mortalidad asociada a este trastorno, el Dr. Blasco afirma que “un estudio del año 2018 demostró que niños, adolescentes y adultos tenían una mortalidad entre dos y ocho veces superior cuando no se les trataba, y cuando se les trataba, en un segundo estudio demostraron que esa mortalidad prácticamente se normalizaba”.

Por ello, es tan necesario realizar un tratamiento multimodal correcto basado en cuatro esferas: la psicoeducación, en la que es preciso explicar a padres, profesores y al niño lo que es el TDAH y por qué lo tiene; el deporte, ya que los niños deben realizar mucho ejercicio para liberar energía; la psicoterapia cognitivo conductual, y por último, el uso de fármacos de primera y segunda línea. El 80% de la patología se debe a condicionantes genéticos. Los padres y los hermanos muy frecuentemente también lo tienen. “Les recomiendo ir observando e ir probando con distintas actividades. Las personas con TDAH son muy buenas, muy emocionales y con un montón de cosas positivas”, afirma el psiquiatra del Puerta de Hierro de Majadahonda.

Si se hacen las cosas bien, el TDAH no es crónico. Gracias a un diagnóstico y un abordaje adecuados, las personas con este trastorno pueden llevar una vida normal, incluso tener éxito en su vida profesional”, asegura el Dr. Blasco. Es lo que hay. Seguro.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios