Salud sin fronteras

Ensayos clínicos en España

Tomar parte en un ensayo permite a un hospital participar en investigación puntera

Se puede presumir en España de tener uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo y es esa efectividad y capacidad de nuestra sanidad la que se ha convertido en una referencia internacional incluso en el ámbito de la investigación.

Los ensayos clínicos se han configurado como uno de los espacios clave en el ámbito de la investigación biomédica y constituyen la fórmula científica para la autorización de nuevos medicamentos. Con el ensayo clínico se puede demostrar si un medicamento dispone de propiedades para mejorar el curso y la evolución de una determinada enfermedad y, en ese caso, el medicamento recibirá una autorización para ser usado en los pacientes en indicaciones concretas.

En Europa es la Agencia Europea de medicamentos la que autoriza los medicamentos en colaboración con las agencias nacionales, con un procedimiento muy riguroso basado en el análisis de los resultados de los ensayos clínicos.

Y los ensayos clínicos tienen además el atractivo de permitir a los pacientes que participan en ellos beneficiarse de los efectos positivos de un medicamento desde el primer momento, si es que ese medicamento termina siendo efectivo y seguro. Incluso, hay que considerar que tomar parte en un ensayo clínico permite a un hospital y a sus profesionales participar de un proceso de investigación puntero porque la investigación biomédica es eso. Es estar en vanguardia en la lucha frente a las enfermedades, algo de enorme importancia para la calidad y para el prestigio de un sistema sanitario.

Por todos estos motivos, cobra enorme importancia la manera en la que la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios y los Servicios de Salud de las Comunidades Autonómas gestionen los procesos que permiten atraer ensayos clínicos al sistema sanitario español. Estar en vanguardia en todos los procesos de gestión que conllevan la realización de ensayos clínicos de un aspecto de vital importancia.Detrás de un ensayo clínico hay enormes esperanzas para los pacientes especialmente cuando la investigación se centra en enfermedades con alta mortalidad o con carácter invalidante.

El avance científico para prevenir, curar o mitigar los efectos de las enfermedades es imprescindible y estar en ese proceso participando como sistema sanitario beneficia a nuestros pacientes. Pero, además, detrás de un ensayo clínico hay una inversión económica que también tiene un enorme valor que se haga en nuestro sistema sanitario. La doble dimensión de beneficio potencial en salud y del beneficio por la inversión económica de los ensayos clínicos ofrece un valor estratégico a esta actividad investigadora.

Por otra parte, los ensayos clínicos requieren un cuidadoso estudio de los requisitos que deben cumplir los pacientes que se incorporen a los mismos, un especial esfuerzo de carácter ético para garantizar la información veraz y el consentimiento informado de calidad o una continua vigilancia para garantizar que los resultados sean veraces y públicos. Es la única manera de que la ciencia avance y permita mejorar nuestras respuestas ante las enfermedades.

En esta buena posición española en materia de ensayos clínicos hay que señalar y valorar la calidad de nuestros profesionales que, junto a la calidad de nuestros servicios públicos de salud, hacen posible que cada año sigamos en posiciones de liderazgo. Sigamos así y mejoremos de manera continua para continuar en vanguardia.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios