Málaga

El menú aguarda en la nevera

  • La línea fría ha sustituido este año a la cocina in situ en 27 centros de la provincia · Las protestas de los padres se han sucedido desde comienzos del nuevo curso

Unos 377 centros educativos malagueños ofrecen comedor como un servicio más de ayuda a la conciliación familiar. De ellos, un 80% tienen ya comida transportada, es decir, que no se cocina en el propio colegio. Este modelo que desde la Consejería de Educación se está implantando de manera generalizada en toda Andalucía se ha impuesto este curso a 27 centros malagueños que el año pasado seguían el sistema tradicional. Las quejas de los padres se han dejado sentir desde el pasado mes de septiembre.

Las familias no comulgan con la idea de que preparen los platos de sus hijos con días de antelación y que los menús, en algunos casos, no tengan una calidad aceptable. En otros colegios no están del todo descontentos con el sistema aunque, como destacan, preferirían volver al sistema tradicional. En el colegio Félix Plaza Ramos, de Alhaurín el Grande, han perdido a su cocinera habitual, "que era como una madre más y tenía mil trucos para que los niños comieran verdura", explica Carolina Cruz, presidenta del AMPA.

Al inicio del curso se unieron todos los centros de la zona para pedir que no se cerrara la cocina, pero fue en vano. Fueron a hablar con los responsables del Ente Público Infraestructuras y Servicios Educativos (ISE) y ellos los pusieron en contacto con la empresa a la que le adjudicaron su centro en el concurso público, Catering Villablanca. "Nos enseñaron las instalaciones, nos explicaron lo que era la línea fría y nos ofrecieron un almuerzo", comenta la presidenta de la asociación. Las experiencias de los padres que asistieron fue buena y desde entonces "no he notado que ningún padre esté especialmente descontento", asegura.

Carolina Cruz sabe que la comida llega al colegio en torno a las 15:00 ó 15:30 del día anterior al consumo. Los viernes llegan los platos del lunes. Llegan en camiones refrigerados a tres grados de temperatura y se guardan en frigoríficos hasta que poco después de la misma mañana comienzan a terminar de elaborarla en hornos de vapor "para regenerar la comida", según nos dijeron. Aunque este sistema sea el que "más garantías higiénico-sanitarias ofrece", como sostiene el delegado de Educación, lo cierto es que este año hay menos niños en los comedores, no sólo del Félix Plaza Ramos, sino de muchos otros centros malagueños.

El pasado martes, representantes de padres y asociaciones salieron a la calle para exigir más calidad en los menús. Sobre un centenar de personas se concentró a las puertas del Edificio Negro, pero pocos compromisos arrancaron desde la delegación, que reitera que es el ISE el que adjudica a la empresas el concurso y, por tanto, al que tienen que rendir cuentas. Por ello, este jueves van a volver a hacerse escuchar ante las puertas del ente público, en el PTA.

Tags

más noticias de SALUD Y BIENESTAR Ir a la sección Salud y Bienestar »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios